11 junio 2010 Noticias, Salud

Sanidad recomienda no poner la vacuna del rotavirus
Las autoridades sanitarias advirtieron ayer, jueves, de que no se vacune a los niños con la vacuna oral frente a la gastroenteritis por rotavirus, dado que han localizado trazas de ADN de un circovirus porcino en las dos vacunas que se estaban comercializando: una del laboratorio Sanofi-Pasteur-MSD y la otra de GlaxoSmithKline.

Parece ser que esto no supone ningún riesgo para la salud, no obstante, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMyPS) ha desaconsejado continuar con las vacunaciones infantiles frente al rotavirus. Por su parte, hay países que las mantiene aunque todas las agencias europeas se mantienen alerta a la espera de los análisis que están realizando con esta vacuna, como medida de prevención.

Lo cierto es que son muchos los niños que ya han sido vacunados con ella y, hasta la fecha, no se han registrado problemas de salud por esta causa. No en vano, expertos en la materia y pediatras se han apresurado a sentenciar que la vacuna contra el rotavirus no entraña riesgo ni causa problema de seguridad, por lo que no se ha puesto en riesgo en ningún momento la salud de los niños vacunados.

Todo apunta a que el problema de la vacuna es de calidad no de seguridad. En este sentido, desde la Agencia Española del Medicamento han señalado que el virus porcino encontrado no ha causado ninguna enfermedad ni en niños ni en cerdos hasta el momento. Se van a analizar para saber porqué han aparecido pero, recalcan la necesidad de transmitir a la opinión pública que quienes hayan sido vacunados no corren ningún riesgo.

Los hallazgos de las trazas de virus de cerdo en la vacuna de Sanofi-Pasteur-MSD, comercializada bajo el nombre de Rotateq, han sido descubiertos después de que se buscaran a propósito al haberse hallado primero en la otra vacuna contra el rotavirus, la de GlaxoSmithKline, comercializada como Rotarix. A finales de marzo, la agencia estadounidense del medicamento, la FDA (en sus siglas en inglés) ya suspendió el uso de una de las vacunas al detectar la presencia del mencionado circovirus en Rotarix.

Ninguna de las dos se encuentra en el calendario de vacunaciones obligatorias. Ambas son opcionales, y las ha de comprar cada progenitor por su cuenta en la farmacia para que se la administren al niño en el centro de salud. Rotateq son tres dosis, a unos 70 euros cada una de ellas (unos 210 euros el tratamiento completo) y Rotarix son dos dosis, a unos 90 euros cada una (unos 180 euros el tratamiento completo).

Vía | El País
Foto | Los microbios en la Red

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 junio 2010
  2. Los pediatras mantienen que las vacunas contra el rotavirus son seguras 13 junio 2010
  3. La vacuna contra el rotavirus vuelve a las farmacias 9 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *