23 febrero 2012 Noticias, Otros

Se investigaron con cámara oculta nueve clínicas

En Reino Unido ha saltado la alarma tras darse a conocer a través del periódico “The Daily Telegraph” las posibles prácticas de abortos ilegales en algunas clínicas privadas. Mediante un reportaje de cámara oculta, pudieron comprobar que las mujeres no tenían ningún problema en abortar por el sólo motivo de no agradarles el sexo del bebé.

En el reportaje de investigación los reporteros acompañaron a embarazadas a nueve clínicas privadas para concertar un aborto alegando que preferían no tener al bebé porque era chico/chica. En uno de los casos directamente la mujer le explicó al doctor que como ya tenía un niño, prefería tener una niña y no al niño del que estaba embarazada. El doctor no puso ningún problema e incluso hubo algunos que se ofrecieron para falsificar los papeles.

Legalmente, en este país está permitido abortar hasta la semana 24 de gestación siempre que el nacimiento pueda traer problemas físicos o mentales, pero no como una manera de elegir el sexo del bebé. Sin embargo un estudio del 2007 realizado por la Universidad de Oxford señaló que había aumentado la selección del sexo mediante abortos, especialmente del sexo femenino entre la población hindú establecida en el Reino Unido.

Ante esta situación, el ministro de sanidad Andrew Lansley ha celebrado una reunión de urgencia esta mañana con las más altas personalidades de la policía y la sanidad para que se realice una investigación en las clínicas privadas. De hecho, no han dudado en recordar a todas las clínicas que realizan abortos sus “responsabilidades”. Parecía que la preferencia de un sexo u otro era cosa de países menos desarrollados donde piensan que tener una hija no sirve de gran ayuda en el futuro, pero por lo visto hay gente que no tiene escrúpulos y le vale con decir: es que quiero la parejita.

Vía | El mundo
Foto | Flickr-Mi hijo y mi mundo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *