27 enero 2010 Noticias, Opinión, Padres y madres

Salario maternal para aumentar la natalidad
Hemos leído una teoría en una carta al director en el periódico 20 minutos. Su autor, Manuel Rivera, analiza la situación de las pensiones en España y concluye que su sostenibilidad es imposible sin la promoción de la natalidad. Para favorecerla propone que se premie a la mujer que tiene hijos con un sueldo público.

Según expone el Sr. Rivera, tenemos una población envejecida, el indice de natalidad más bajo y la esperanza de vida más alta de la historia, una población que no quiere tener hijos, salarios muy bajos para los jovenes en edad de ser padres, altos impuestos y un número histórico de paro. La paternidad se hace muy dificil en estas circunstancias y si no se fomenta no habrá posibilidad de pagar pensiones.

Concluye que hay que fomentar la natalidad como sea, y que el salario maternal tiene que ser una prioridad. La madre está dando a la sociedad lo que necesita para subsistir económicamente y eso hay que favorecerlo.

Es una curiosa propuesta que merecería una reflexión por parte de los expertos. Es probable que muchas madres se replantearan tener hijos y el número de ellos si su economía no fuera tan precaria. Lo que es clarísimo es que hace falta una revisión. Un gran obstáculo para la maternidad es el trabajo, condiciona en muchos casos nuestra decisión. Por un lado el miedo a perderlo, por otro el tipo de madre que podremos ser teniendo un trabajo de mañana y tarde, con un salario que no da opción a pedir una reducción de jornada.

Las que haciendo malabares consiguen estar unos años cuidando de sus hijos en casa, saben que pasado ese tiempo han perdido todas las posibilidades de reincorporarse al mercado laboral en las mismas condiciones en las que estaban. Tener hijos es sacrificado, pero quizá no debería serlo tanto.

Mi opinión sigue siendo que debe favorecerse el trabajo desde casa. Muchas madres estamos dispuestas a hacerlo porque nos permite criar a nuestros bebés y seguir siendo productivas laboralmente. Estando en el propio domicilio ambas tareas son compatibles y seguramente el rendimiento laboral sería muy alto.

Hasta que la conciliación sea real y no una simple palabra vacia en boca de los políticos, la natalidad no podrá aumentar.

Vía | 20 minutos
Foto | Kleine Zeitung

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *