3 agosto 2017 Embarazo

Un particular sabor

Algunas mujeres pueden llegar a sentir un sabor metálico en la boca antes de confirmar su embarazo, un síntoma que puede llegar a alertarlas. En estos casos las mujeres tendrán la sensación que se encuentran masticando, de manera continua, un pedazo de papel de aluminio o como si tuvieran una moneda en su boca. Si bien la causa metabólica de esto es desconocida puede ser vinculada a las hormonas y sus cambios.

Contrariamente a lo que se puede pensar el sabor metálico en la boca de una mujer puede llegar a ser beneficioso y un motivo de gran alegría. Gracias a esta señal se podrá poner en alerta a la mujer, así se podrá dar cuenta que está embarazada mucho antes de haber realizado su primera prueba casera.

Esto no es habitual, ya que los niveles de ganadotropina coriónica humano no llegan a incrementarse tanto como para ser detectados en la orina hasta pasado el primer día de un período menstrual, pero las hormonas empiezan a tener cambios en el mismo momento en que se concibe.

No existen razones claras para saber por qué algunas mujeres experimentan este sabor en el embarazo.

El significado del sabor metálico

No existen razones claras para saber por qué algunas mujeres experimentan este sabor en el embarazo, algunos estudios pudieron demostrar que muchas mujeres tienen un sentido del olfato mucho más agudo en la gestación de lo que pueden tener en otro momento de su vida, de ahí que podrían llegar a sentir ese extraño sabor.

Por otro lado, las mujeres que sufren de nauseas por la mañana también podrían estar sintiendo ese extraño sabor. En muchos casos no es una molestia, pero en otros puede llegar a convertirse en algo desagradable y molesto, esto sucede especialmente en las que son más sensibles, generando que comer se vuelva una incomodidad.

Cabe la pena destacar que el sabor no se sentirá de manera continua sino que lo harán algunos días si y otros no y el sabor podría continuar incluso algunas semanas después del parto. Lo mismo que sucede con otros síntomas relacionados al embarazo el sabor metálico podría desaparecer pasado los primeros meses.

Un gran aliado en estos casos, que ayudará a que el sabor no sea tan intenso, es el jengibre. El sabor del jengibre también ayudará a aliviar las nauseas llenando las fosas nasales con un olor tan fuerte que terminará bloqueando la recepción de otros olores y gustos que podrían resultar desagradables se podrá tomar té de jengibre o algún alimento con este sabor.

Recordemos que en la gestación los cambios en los niveles de estrógeno también pueden provocar cambios en el olfato, lo que se relaciona de forma indirecta o directa con el sentido del gusto. El sabor metálico también puede ser consecuencia de la toma de algunos medicamentos en el embarazo. Algunos antibióticos o píldoras hormonales podrían generar un sabor extraño en la boca.

Vía | Muy fitness
Foto | Pixabay – Cortix

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *