24 noviembre 2009 Embarazo, Fertilidad, Noticias

La reproducción asistida podría aumentar el riesgo de malformaciones
El que os vamos a contar hoy es uno de esos estudios nada concluyentes pero que apuntan datos que podrían terminar siendo interesantes. De este tipo de investigaciones salen otras muchas que finalmente encuentran problemas y aportan soluciones. En este caso, el equipo de Darine El-Chaar, del Hospital de Ottawa, en Ontario, Canadá, ha estudiado la incidencia de malformaciones congénitas en los bebés concebidos por reproducción asistida frente a los que lo fueron de manera natural.

El resultado, no concluyente, apunta a que los bebés nacidos tras el uso de alguna técnica de reproducción asistida, tienen más riesgo de sufrir alguna malformación congénita. Para evaluarlo se analizaron los datos de 43.462 bebés concebidos naturalmente, 298 cuyas madres habían seguido un tratamiento farmacológico, 173 que fueron concebidos por inseminación intrauterina y 319 por Fertilización In Vitro.

El 2,91 por ciento de los bebés que nacieron tras la reproducción asistida fue diagnosticado de alguna malformación congénita antes o después de nacer. El porcentaje disminuyó al 1,86 por ciento en los concebidos naturalmente. Las malformaciones que más se apreciaron fueron en los sistemas gastrointestinal, cardiovascular, muscular o esquelético. No se apreció diferencias en los defectos del tubo neural.

Los autores del estudio no pueden asegurar que los datos no se deban a la casualidad, debido a lo poco significativa que es la muestra. Consideran que los tratamientos a los que se somete la madre o la edad de ésta, que es más elevada de media que en los embarazos naturales, pueden influir de manera importante en los resultados.

Estaremos pendientes de si avanzan en la investigación.

Vía | Medline Plus
Foto | Ur Vistahermosa

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 noviembre 2009
  2. Un nuevo estudio confirma el riesgo de malformaciones tras la fertilización in vitro 15 junio 2010
  3. Defectos de nacimiento 30 diciembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *