2 septiembre 2015 Fertilidad

estimulación ovarica

Ya hemos visto como ser padres no tiene porqué ser, en la mayoría de los casos, una misión imposible. Afortunadamente la ciencia ha ido experimentando y creando nuevos métodos para conseguir el tan ansiado embarazo en aquellas parejas que tienen alguna dificultad.

Desde las técnicas más sencillas, como el coito programado o el ciclo natural con fármacos, hasta otras más elaboradas como la fecundación in-vitro, la medicina, en la actualidad, nos ofrece distintas formas de conseguir que nuestro sueño de ser padres se convierta en realidad. Hoy os hablaré de la estimulación ovárica.

La estimulación ovárica sirve, especialmente, para aquellas mujeres que tienen algún problema en su ovulación (deficiente o irregular). Mediante una inyección subcutánea diaria, y entre 8 y 14 días, se le inyectan las hormonas FSH Y HMG, las que inciden en las glándulas sexuales y hacen crecer y madurar los folículos.

Mediante ecografías y un seguimiento de analíticas de sangre, se va a determinar cuál es el día ideal para realizar el coito y tener más posibilidades del embarazo. Esta misma técnica también se utiliza en los días previos a realizar cualquier otro tipo de técnica de reproducción asistida mucho más elaborada.

Según los datos que se manejan, el éxito de conseguir el embarazo mediante esta técnica es baja, ya que sólo lo consiguen un 10 por ciento. Es conveniente que se pruebe durante 3 o 4 meses, ya que los embarazos, mediante esta técnica, se producen durante las primeras veces. La ventaja es que al estar controlada, se reduce el estrés de estar a la espera de un tratamiento.

Foto | Invitro Tv

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *