24 febrero 2016 Fertilidad

congelacion y vitrificacion

Una de las técnicas empleadas en aquellas personas que tienen problemas de fertilidad y quieren ser padres, es el de recurrir a un banco de esperma u óvulos. También pueden ser conservados los propios, para utilizarlos tiempo después. Incluso los embriones que hayan sido fecundados para posteriores operaciones de fecundación in vitro. Pero ¿sabes en qué consiste y cómo se realiza?

En un principio se realizaba, exclusivamente, la congelación, pero se descubrió que si bien para los espermatozoides era la adecuada, en el caso de los óvulos y los embriones no era eficaz, ya que debido a su tamaño, presentaba ciertas anomalías en la descongelación. Es así como aparece la vitrificación. Se trata de una nueva técnica de congelación ultrarápida que evita la pérdida de calidad que sucede con la congelación tradicional.

La vitrificación de óvulos es la técnica ideal para que muchas mujeres conserven su fertilidad y, de este modo, retrasar el momento de ser madres. No olvidemos que la calidad de los ovocitos, así como la capacidad de ser fecundados, va disminuyendo con el tiempo, resultando especialmente complicado a partir de los 35 años. Con esta técnica, los óvulos se mantienen en perfecto estado y sin que pueda producirse ninguna alteración.

Con la vitrificación de embriones ocurre lo mismo que con los ovocitos ya que se trata de una célula mayor y, por lo tanto, puede presentar problemas en la congelación tradicional. Con este sistema, no se ven dañadas sus estructuras celulares, y una vez descongelados siguen su evolución normal. Se suele realizar cuando, después de un tratamiento de estimulación ovárica, se producen más embriones de calidad de los que se van implantar, para poder ser utilizados posteriormente.

La congelación de esperma no necesita de la vitrificación ya que se trata de elementos mínimos y, por lo tanto, no sufren alteraciones, por lo que sigue siendo la técnica utilizada para estos casos.

Vía | Reproducción Asistida
Foto | Mundo Fertilidad

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *