29 abril 2014

Que poner a los peques para la hora del recreo puede ser un problema, si nos quedamos cortos puede que pasen hambre pero si nos excedemos la hora de comer será un desastre. Una buena opción es ponerles un Mini Babybel, un pequeño quesito que les encanta y les quitará la sensación de hambre hasta la comida. Si te parece poco puedes combinarlo con alguna pieza de fruta o unas galletas y tendrás un tentempié muy sano.

Hay cuatro quesos Mini Babybel para elegir, el clásico rojo de queso Edam; el mismo queso en versión light por si te preocupan las calorías; el morado que es de queso Cheddar y el amarillo con sabor a Emmental. Seguro que alguno es del gusto de tu peque. Y tu puedes estar tranquilo, estará comiendo un alimento sano, 100% natural y hecho con un 98 por ciento de leche, fuente de calcio y vitaminas A y B12.

Mini Babybel, el queso ideal para el recreo

A los niños les encanta Mini Babybel, no solo por su sabor y textura, también por su formato cómodo y fácil de abrir, y porque casi ninguno se resiste a jugar con la cera que lo protege. Lo abren, se comen el quesito y dejan volar su imaginación dando forma a la cera. Hay tantas posibilidades como recreos. Además ahora las mallas de cualquier variedad de Mini Babybel incluye un cupón descuento de 50 céntimos para tu próxima compra, tienes hasta el 30 de marzo para canjear tu vale. Y, si entras en la página de fans de Amor Amor en Facebook o en la de Spotify podrás participar en su concurso.

Mini Babybel es un pequeño gran queso, sin duda.

También te puede interesar