10 octubre 2014

Cuando tu bebé se hace un poquito mayor uno de los primeros alimentos que tu pediatra te indicará que introduzcas en su dieta será la fruta. Se empieza poco a poco ampliando la variedad conforme crece, ya que algunas pueden provocar alergias y se ofrecen a partir del año o año y medio. No siempre es fácil que el niño acepte la fruta, por eso tendrás que recurrir a trucos para ocultarla o a recetas que la hagan más interesante. La mermelada es una buena elección para conseguir que la coman en algunas ocasiones.

Aunque esté muy rica, a veces los peques no quieren tomar mermelada porque tiene trocitos, por eso la Vieja Fábrica Cremosa será tu mejor aliada. Elaborada de forma cien por ciento tradicional y con fruta seleccionada de primera calidad, es la primera mermelada con una textura increíblemente cremosa. Al no tener tropezones, semillas ni trocitos, es muy fácil de untar y perfecta para el paladar de los más pequeños.

Mermelada para toda la familia con La Vieja Fábrica Cremosa

Disponible en tres variedades, fresa, frutas del bosque y melocotón, la nueva gama de la Vieja Fábrica Cremosa gustará a niños y mayores. Por su textura es perfecta para untar y ofrecer algo delicioso a tus hijos en la merienda y el desayuno. Pero, también es ideal para dar un toque especial a tus recetas de repostería o para complementar un postre. Se presenta en tarros de 350 gramos pensados para comodidad de las familias.

Pruébala y anímate a contarnos cual es tu favorita o la de tu bebé.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *