24 mayo 2013


Lidl presenta su campaña We love Summer con un divertido vídeo. Quieren demostrar lo irresistibles que son sus helados sometiendo a unos niños a una dura prueba. Les dan a cada uno un delicioso y fresquito helado, ya abierto, y les piden que esperen para comerlo hasta que quien se lo ha dado regrese a la habitación. Por si no fuera suficientemente difícil el reto, les dejan un adulto con ellos que hace muy poco por aumentar su fuerza de voluntad.

El resultado es fácil de imaginar, pero merece la pena ver sus caritas, primero resistiéndose y después tratando de explicar lo ocurrido. En este caso si en lugar de niños fueran sus padres los que hicieran la prueba estoy segura que solo cambiarían las justificaciones, serían más de tipo práctico “se estaba derritiendo y no iba a despediciarlo”, ¿no crees?.

Lidl tienta a los más peques con sus helados

Lidl tiene una amplísima variedad de helados para este verano creados por sus maestros heladeros Caprissimo y Gelatelli. Para los niños tienen variedades de leche y sorbetes de frutas, clásicos y polos con formas divertidas como el Space Runners, el Big Foot o el Huracán. Hay tarrinas, frutas heladas y cajas con helados variados para los que gustan probarlo todo.

Lo más difícil va a ser que se decidan y no solo los niños, porque como decía al principio los mayores también caemos en esta rica tentación, especialmente si lo que nos ofrecen es tan apropiado para la época y tan delicioso como los helados de Lidl. Hay que mantener la figura, sí, pero podemos permitirnos un capricho de vez en cuando. ¿Tienes ya tu favorito?, ¿y tu peque?

También te puede interesar