19 mayo 2015

Con un bebé en casa los ratos de tranquilidad son muy escasos y hay que aprovecharlos. Aunque ponernos a cocinar puede ser relajante y muy satisfactorio, quedan pocas energías y de vez en cuando es necesario dejarse mimar. Una pizza de Casa Tarradellas puede ser la cena perfecta en esas ocasiones y en muchas más, por ejemplo cuando tenemos amigos o familia a cenar.

Como se ve en el vídeo de la campaña #MomentosCasaTarradellas, es muy sencilla de preparar, tan solo hay que meterla en el horno, y genera muchos momentos de diversión y anécdotas de todo tipo. Además hay una gran variedad para que podamos satisfacer a todos los paladares y, con el nuevo envase vemos exactamente lo que vamos a comer. Calidad y transparencia son las señas de estas pizzas.

Disfruta la pizza en casa con Casa Tarradellas

Si tu bebé ya es mayorcito también puede participar de esta deliciosa comida. A los niños les encanta la cremosidad del queso y el poder comerla con las manos, pero sobre todo les gusta compartir con sus papis cualquier momento y más si está tan rico. Puedes ir variando los ingredientes para que pruebe cosas nuevas y se acostumbre a nuevos sabores.

¿Habéis tenido ya alguna experiencia con vuestro peque?, ¿se le hace la boca agua al oler la pizza Casa Tarradellas en el horno? o, ¿se despierta cuando la huele porque también quiere participar de la cena familiar?

También te puede interesar