25 julio 2014

Kumon

Si hay algo que merece la pena dejar en herencia a nuestros hijos es una buena formación. Que tengan los conocimientos y capacidades necesarias para desenvolverse en el mundo que les toque vivir debería ser una prioridad. Especialmente en este momento en que la información, la tecnología y la ciencia se desarrollan más rápido de lo que podemos abarcar. Ofrecerles una buena base puede ser determinante para que nuestros niños consigan una vida plena. Kumon es una buena alternativa para lograrlo.

Los centros Kumon ofrecen un programa integral de aprendizaje, basado en las dos áreas principales de la educación: la lectura y las matemáticas. Centrados en el alumno, en Kumon tratan de descubrir y fomentar el potencial de cada niño, consiguiendo que los alumnos adquieran las capacidades y hábitos esenciales a desarrollar durante toda su vida. Se les transmiten valores como la confianza en uno mismo, la autoestima o la constancia, que ayudan a los niños no solo a mejorar sus resultados en el colegio sino a conseguir de forma óptima y satisfactoria todas las metas que se propongan conseguir en la vida.

Los programas de matemáticas y lectura de Kumon se han ido actualizando periódicamente, introduciendo cambios en el material didáctico con el fin de mejorarlo. Esto se consigue gracias a la experiencia que acumulan con cientos de miles de alumnos que ya han aprendido en Kumon en los cinco continentes. Estas dos materias básicas se complementan,como decíamos antes, con una formación integral, una educación para su presente y su futuro.

Es fácil encontrar un centro Kumon cerca de tu lugar de residencia o trabajo. Si decides matricular a tus hijos en Kumon les estarás proporcionando la oportunidad de adquirir una formación de calidad con la que lograr el éxito en cualquier proyecto que lleven a cabo. Es necesario reservar plaza, hazlo ya para el próximo curso.

También te puede interesar