5 diciembre 2016

Llegadas estas fechas ya es el momento de ir pensando en los regalos que vamos a pedir en nuestra carta a Papá Noel o los Reyes Magos. Elegir el más adecuado para nuestro bebé no siempre es sencillo. Todavía es muy pequeñito para entender el concepto de juego como tal, y necesita de nuestra ayuda, en la mayoría de los casos, para encontrar el modo de diversión. Sin embargo sí existe una serie de juegos que pueden resultar estupendos para esos primeros años en los que la exploración y la búsqueda de estímulos son su mejor vía para el desarrollo.

Los juegos de construcción les ayudan a desarrollar sus habilidades manuales, imaginación y sentido espacial. Gracias a su infinidad de combinaciones, la creatividad se convierte en la perfecta clave para que la diversión sea del todo efectiva. Por eso puede ser una excelente idea para tomarlos en cuenta como regalo para estas Navidades.

Los beneficios de los juegos de construcción

Y dentro de los juguetes estrella, para los más pequeños, nos encontramos con Fisher Price y su amplia gama de productos infantiles. Este año, además, la han aumentado con el que será, sin duda, el juguete estrella de la Navidad: el Codi-Oruga, juguete que si bien tiene sus raíces en los juegos de construcción, va más allá, ofreciendo los estímulos necesarios como son el sonido y el movimiento.

El Codi-Oruga es, además de divertido, una herramienta eficaz para la enseñanza de los niños ya que les va a ayudar a desarrollar su pensamiento crítico, su capacidad de resolver conflictos u obtener la mejor planificación. Se trata de una divertida oruga que irán construyendo con unas bonitas piezas, del todo seguras y fáciles de montar y desmontar, que además llevan sonidos y luces. La novedad es que dependiendo del orden en el que las sitúen así será el camino que recorrerá el juguete.

Cada una de esas piezas tiene una función distinta: caminar recto, girar a la derecha, girar a la izquierda… de esta forma nuestra oruga, cada vez, tiene un recorrido diferente consiguiendo que el juguete se convierta en un objeto de infinitas posibilidades.

Foto | Babymoon

También te puede interesar