16 diciembre 2016

Los tres primeros años de nuestro bebé son fundamentales para construir la base de lo que será su salud futura. Sólo en esos tres primeros años, el bebé hace su crecimiento más importante, además desarrolla su cerebro y termina de formar y madurar todos sus órganos, los mismos que le acompañarán el resto de su vida y cuyo funcionamiento dependerá, en gran parte, de esos aportes que les hayamos ofrecido en ese periodo.

La alimentación se convierte en el pilar fundamental para que nuestro peque se desarrolle adecuadamente, sobre todo porque necesita una dosis extra de vitaminas, hierro y minerales, muchos más que los que pueda necesitar un adulto. La vitamina A y D o el hierro, se convierten en los mejores aliados para que se desarrolle perfectamente. Pero ¿cómo sabemos cuáles son los alimentos que les aportan mayor cantidad de estos nutrientes?

La alimentación de nuestro bebé viene marcada por la lactancia materna. Según la OMS es importante ofrecérsela hasta los dos años. Pero será nuestro pediatra el que nos vaya aconsejando ir introduciendo nuevos alimentos para completar su menú. Entre ellos, y además de los lácteos, no deben faltar las verduras y las frutas. Estos son los primeros alimentos que vamos a ir ofreciendo a nuestro peque, conjugándolos con su dosis de leche diaria. Después vendrán las carnes y los pescados que podemos ir combinando en sus papillas y guisos.

bebé comiendo sano

Otro de los alimentos fundamentales son los cereales. Las necesidades energéticas de nuestros niños son, a lo largo de sus primeros años, mucho más altas que los adultos, no olvides que en este tiempo van a tener que aprender a moverse de forma independiente, gatear, andar, correr…, por eso los cereales, junto a los lácteos, se convierten en los mejores aliados para su desarrollo.

La forma de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé, te la irá marcando su pediatra. Es fundamental que sigas sus consejos para evitar problemas alimentarios, de alergias o intolerancias; así como de escasez en algunos de los nutrientes. Una dieta variada y equilibrada es el mejor seguro para su salud y, sin duda, la más firme herencia que puedes regalar a tu hijo.

Foto | Pixabay – Avitalchn

También te puede interesar