10 diciembre 2009 Noticias, Nutrición, Salud

Relacionan, por primera vez, la obesidad infantil con la genéticaUn estudio de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y publicado en la revista científica Nature, ha puesto de manifiesto la más que posible relación entre la obesidad infantil y la genética del menor. Y es que relevancia de este asunto radica en que es la primera vez que se consigue demostrar esa asociación.

Lo que concluye la investigación es que determinadas supresiones raras de la cadena de ADN del niño obeso pueden ser las responsables de su apetito insaciable, así como de su capacidad para coger kilos demás en un corto periodo de tiempo.

En el estudio han participado 300 niños, de 10 años, con una obesidad extrema de cerca de 100 kilos. Éstos fueron comparados con 7.366 menores sanos con peso normal. En los obesos, los científicos hallaron supresiones en el cromosoma 16, concretamente de un gen que juega un papel fundamental en la regulación del organismo y en las señales metabólicas de la leptina y la insulina, así como en el uso de la energía de los alimentos.

Por tanto, la supresión de este gen, el SH2B1, implica una fuerte tendencia a comer y a aumentar de peso con facilidad.

Pero la trascendencia de este trabajo va más allá, ya que permite saber si un bebé va a desarrollar obesidad de forma precoz a través de un análisis de su ADN. Pese a que esta técnica no es una prueba rutinaria se puede hacer en aquellos casos en los que haya antecedentes de obesidad en la familia o en los que los profesionales sospechen que exista una tendencia a engordar.

De ese modo, existe la posibilidad de someter a esos niños a dietas más equilibradas y planes de ejercicio con el objetivo de poder frenar esa obesidad mientras se encuentran tratamientos basados en técnicas de ingeniería genética, explicaba al diario El Mundo, la doctora Cristina Azcona, jefa de la Unidad de Endocrinología Pediátrica del departamento de Pediatría, de la Clínica Universitaria de Navarra.

Vía | El Mundo
Foto | Monografías

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *