25 agosto 2009 Embarazo, Noticias, Salud

Relacionan la intolerancia a la glucosa con riesgo cardíaco
Un estudio realizado por la Universidad de Toronto y el Institute for Clinical Evaluative Sciences (ICES), ha relacionado la intolerancia leve a la glucosa durante el embarazo, con el riesgo de la madre de sufrir problemas cardíacos futuros. En la investigación participaron 435.696 mujeres, ninguna de ellas diagnosticada de diabetes. Todas fueron madres entre 1994 y 1998 y el seguimiento por parte de los autores del estudio se realizó hasta 2008.

El resultado del estudio, publicado en el Canadian Medical Association Journal, muestra que las embarazadas que presentaron una reacción anómala a la glucosa, tienen más riesgo que la población general de sufrir un problema cardíaco en el futuro. Sin embargo, es un riesgo inferior al que tienen las mujeres con diagnóstico de diabetes tipo 2.

Los investigadores concluyen que el test de glucosa puede servir para identificar de forma temprana, futuros problemas cardíacos y para intentar prevenirlos.

A todas las embarazadas se les realiza cerca de la semana 24, el test de O’sullivan, la prueba de tolerancia a la glucosa. En ayunas se extrae sangre a la madre y se le da a beber un líquido con alto contenido en glucosa. Tras una hora se repite la extracción de sangre y se comprueba la capacidad del organismo para asimilar la glucosa. Puede repetirse la prueba comprobando los datos a las dos y tres horas de haber tomado el preparado.

Es una prueba indolora, no es más que una extracción de sangre, que detecta la diabetes gestacional. Como todo tiene su parte buena, es posible que notes por primera vez a tu bebé al hacértela. La glucosa espabila al niño y este se mueve mucho, por lo que si aún no lo has notado, puedes disfrutar mucho con la prueba.

Vía | Europa Press

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *