15 marzo 2017 Parto

Un interesante estudio

La epidural reduciría la posibilidad de sufrir depresión posparto. Recordemos que la epidural es una anestesia que permite aliviar el dolor en el parto, una de las opciones más usadas en la actualidad.

Katherine Wisner, directora del Centro Asher de la Universidad Northwesterm para el Estudio y le Tratamiento de los Trastornos Depresivos de Illinois señala que el control del dolor durante y después del parto puede llegar a generar la reducción de sufrir DPP.

Wisner es una reconocida especialista en la salud de la mujer, recientemente ha realizado un análisis de un estudio chino en el que se vio que la mujeres que pueden controlar el dolor del parto por la epidural tienen menos posibilidades de tener depresión posparto, afirmando que: “maximizar el control del dolor en el parto con el equipo obstétrico y el anestesista podría ayudar a reducir el riesgo de este trastorno“.

La epidural reduciría la posibilidad de sufrir depresión posparto.

En la investigación señalaban que las mujeres que eligieron recibir la epidural en el trabajo de parto por vía vaginal tenían un 14 por ciento menos de depresión después de las seis semanas del nacimiento de su hijo, las que no habían elegido esta anestesia sufría de posparto en un 35 por ciento. Cabe destacar que la epidural ha sido el único método de control para evitar el sufrimiento de las mujeres en esta investigación.

Son resultados muy interesantes y debe investigarse más para confirmarlos, especialmente en las mujeres con mayor riesgo de DPP y en las de otras culturas“.

Sin lugar a dudas este es el método más usado para aliviar el dolor en el momento del parto, estadisticamente se estima que más del 50 por ciento de las mujeres que tienen sus partos en hospitales emplean la anestesia epidural.

El objetivo de esta anestesia es la de bloquear el dolor en una región particular del cuerpo, bloqueando los impulsos nerviosos en los segmentos espinales inferiores. Así se pierde sensibilidad en la mitad inferior.

Beneficios de la epidural

Dentro de los beneficios de esta anestesia podemos mencionar: un mejor descanso si se prolonga en el tiempo el trabajo de parto, además se reducen las molestias sin dejar de estar alerta y participar de manera activa en el nacimiento del bebé.

La epidural permitirá soportar la irritabilidad, la fatiga y el cansancio descansando y estando relajada, permitiendo que se junten fuerzas para seguir adelante con la participación activa en el parto.

Vía | Redacción medica
Foto | Pixabay – 422694

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *