23 junio 2016 Consejos

a00549778 3150

Llega el calor y ya estamos pensando en vacaciones, cuál será el destino este año, cambios de aires, relajación… sí, relajación, con niños es posible y te vamos a enseñar a conseguirlo. Tan sólo tenemos que pensar en ellos (como si no lo hiciéramos todos los días) y elegir un destino tranquilo y con todas las facilidades.

Aunque cada familia tiene sus características especiales y no todos somos iguales, aquí os propondremos una serie de puntos que debéis tener en cuenta en la mayoría de vuestras escapadas, ya sea de fin de semana o de algunos días más. El objetivo es pasarlo bien con la pareja y el/los niño/s.

Planifica el viaje

Aunque sea algo básico y lógico, tenemos que tener todo muy bien planificado para no tener sorpresas que nos amarguen las vacaciones. Por supuesto debemos pensar en alojamiento y lo mejor es un comparador de hoteles para ir teniendo una idea de lo que podemos encontrar. Ten en cuenta que los niños no se amoldan a lo que hay, como hacías cuando te ibas a la aventura con tu pareja.

a00627179 015

Un punto también de la planificación es el tiempo en destino: precipitaciones, temperatura… todo es útil para saber si es lo que buscamos o debemos cambiar de destino.

Si viajas en coche…

Lo mejor es que salgas de noche, porque es cuando menos calor hace y los niños durmiendo no se estresan tanto que si van despiertos. Lo ideal es planificar la ruta para llegar a destino entre las 10 y las 12 de la mañana. Aunque los hoteles no dejan entrar a la habitación hasta las 13h-14h, sí dejan usar las instalaciones y la piscina es algo a lo que los niños no se pueden resistir.

Si viajas en avión…

Cualquier imprevisto es malo, sobre todo si no estamos en el aeropuerto. Sal antes de tiempo, aunque la espera allí se haga larga eterna, pero es conveniente estar con tiempo. Evita llevar mucho equipaje, porque tendrás que cargar con él y, aunque más adelante habrá un punto dedicado, te adelantamos que muchos cachivaches al final no se usan o se pueden encontrar en el hotel de destino con total seguridad. Hablamos de tronas, cunas y similares. El cochecito si es recomendable llevarlo; además se deja antes de entrar al avión y se recoge al salir. El equipaje de mano nunca debe faltar con objetos de primera necesidad.

Actividades en destino

Tanto si hemos elegido la opción de playa o montaña, siempre existen actividades que podamos practicar con los niños. En la playa con cubos y palas podemos pasar las mañanas sin aburrirnos y en la montaña disfrutando del aire sano, tranquilidad y conociendo el paisaje. La cuestión es relajarse, estar con la familia y sobre todo, disfrutar de ellos haciendo cosas que no hacemos en la rutina del día a día.

Equipaje

a00447233 2849

Ya hemos tocado ligeramente este tema en un punto anterior, pero tenemos que ser lógicos y, sobre todo, pensar en la comodidad. Si nos vamos 10 días, no podemos hacer una maleta para 30, porque no cabrá en el maletero del coche o si vamos en otro medio de transporte, tendremos que cargar con todo. En este caso, los “por si acaso” no valen. Podemos incluir alguna muda más o menos abrigada (según la temperatura en destino) pero no debemos obsesionarnos con este tema.

Servicios del hotel

Hoy en día podemos presumir en España de tener unos establecimientos en los que la animación es parte básica de sus servicios, es decir, son children friendly. Aunque nuestros niños son más bien pequeños, sus hermanos pueden ser mayores y también deben disfrutar de las vacaciones. Se lo pasan genial en este tipo de ambiente, con otros niños de su edad y que están entretenidos en todo momento. Aunque si vamos con ellos, querremos estar con ellos, nunca viene mal dedicar tiempo a nosotros.

La opción de cunas/camas gratis también es fundamental saberlo antes de confirmar el hotel, o bien el suplemento o posibilidad de incluirlos en la habitación para que no lleguen sorpresas cuando no hay remedio.

R022018

Y por supuesto, la nutrición y la salud es lo más importante de los peques en esta edad, por lo que un menú variado, incluso preparado especialmente para ellos, será un punto a favor para decantarse por ese hotel.

Kit de entretenimiento

Por mucho que en el destino ofrezcan entretenimiento para todas las edades, durante el viaje puede ser necesario algún juguete al que esté acostumbrado como un peluche, una pelota o cualquier muñeco por pequeño que sea. Nadie sabe más que sus padres cómo hacer pasar al niño del llanto a la risa y eso es lo que hay que pensar.

Saca el niño que llevas dentro

Todos tenemos nuestro niño que llevamos dentro. Si las vacaciones son para nuestros peques piensa en ellos, qué te gustaría a ti hacer, con qué te divertirías más que nada… y un consejo: aunque nunca puede faltar la disciplina, ten un poco de manga ancha en determinadas cosas, al final, el objetivo es sonreir, descansar y pasar unos días diferentes al año.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *