Recetas divertidas para el bebé: Puré con cara sonriente

Recetas divertidas para el bebé: Puré con cara sonriente

Escrito por: Sacra    2 octubre 2014     2 Comentarios     2 minutos

A veces comer verduras es muy complicado, por eso nunca está de más que pongamos la imaginación al servicio de la salud de nuestros niños. Es importante que lleven una dieta adecuada y equilibrada, así que las verduras son fundamentales. Un puré sonriente puede ser una opción estupenda para que no las rechacen.

A los niños hay ciertos alimentos que les cuestan especialmente. Como si de una extraña maldición se tratara, las verduras ocupan el primer lugar de comidas más odiadas por el público infantil. Debido a que contienen muchísimos nutrientes y contribuyen a llevar una dieta especialmente equilibrada, no podemos obviarlas de su menú, así que tendremos que buscarnos mil y una forma para que las tomen de la manera más divertida y amena posible.

Uno de los trucos que nunca falla es adornar los platos de forma especial. Un buen puré de verduras y pescado, puede ser mucho más divertido si le ponemos una carita sonriente. La misma que pondrá tu pequeño al enfrentarse a tan riquísimo plato. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes: 200 gramos de judías, 200 gramos de patatas, 200 gramos de brécol, 1 filete de pescado blanco sin espinas, 100 gramos de zanahorias y 100 mililitros de leche.

Modo de hacerlo:

  • Cocer las judías, las patatas y el brécol, mucho mejor si es al vapor, aunque también las podemos hacer hervidas. Un poco antes de que estén totalmente hechas, incluimos el filete de pescado. Puede ser merluza, lenguado, pescadilla o dorada, por ejemplo.
  • Escurrimos bien y lo colocamos en un bol y batimos hasta conseguir un puré suave sin grumos. Le podemos añadir una pizca de sal.
  • Por otro lado vamos a hacer otra cocción con las zanahorias y la leche. De igual modo, una vez cocido hacemos un pure que quede espesito. En esta ocasión nos saldrá de color naranja.
  • Ahora sólo nos queda decorar. Vertemos el primer puré en el fondo del plato y, sobre éste, con el puré de zanahoria vamos a dibujar los rasgos de una cara muy sonriente. También puedes inventarte tus propios diseños, o incluso que sea el propio niño el que nos sugiera nuevos dibujos.

Vía | Crecer Feliz


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.