7 octubre 2009 Nutrición, Padres y madres

receta para niños: payaso con pure de patatas

Hacer divertidos los platos que comen nuestros niños es una tarea más en el difícil arte de enseñarles a comer. Es seguro que con una presentación atractiva y original es más fácil que los pequeños no se aburran o, incluso, no se planteen si lo que están comiendo son las odiosas verduras o las aburridas frutas.

Hace unos días ya os dejamos unos graciosos y nutritivos ratones de patata o un huevo frito que no llevaba huevo. Evidentemente, la imaginación es libre y aquí sólo os sugerimos algunas ideas que, con vuestra fantasía podéis ampliar, eliminar o sustituir, tanto en ingredientes como en formas. De momento aquí os dejo una divertida cara de payaso, muy parecida a aquella otra que fabricábamos con pizza y que, seguro, encantará a los niños.

Ingredientes: 400 gramos de puré de patata, 250 gramos de tomate sofrito, 4 lonchas de queso de bola, 8 lonchas de jamón york, 200 gramos de queso mozzarella, 1 pimiento verde y aceitunas negras.

Modo de hacerlo:

  • Lo primero es preparar el puré de patata. Puedes comprarlo de estos instantáneos que sólo necesitan de unos minutos para mezclarlos con agua o leche. A mí, en cambio, me gusta más prepararlo en casa, al fin y al cabo no es difícil y siempre te garantiza una mejor calidad de los ingredientes.
  • Pelar y triturar los tomates y sofreírlo en un poco de aceite de oliva. De igual modo, como en el caso del puré, existen en el mercado tomate frito de diversas texturas que te ahorran el trabajo de prepararlo en casa.
  • Extender el puré de patata sobre el plato, dándole la forma redondeada de la cara.
  • A partir de entonces ya nos queda la decoración. Aquí hemos seguido los siguientes pasos: el jamón york para hacer los ojos y la pajarita, el queso de bola lo hemos cortado en círculos pequeños para hacer los lunares de la pajarita, el pelo se lo hemos fabricado con las tiras de mozzarella rallada, las cejas y las pupilas de los ojos con las aceitunas negras y los mofletes y la nariz con el tomate frito. El pimiento nos ha servido para formarle la boca y las orejas.
  • Este payaso parece asombrado, pero según la forma que le hagas a la boca o el modo de colocarle las cejas, por ejemplo, puedes crear caras bien distintas: triste, enfadado, sonriente, etcétera.

Vía | Hola

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 octubre 2009
  2. Recetas para niños: Dos postres muy nutritivos 15 enero 2010
  3. Coulrophobia, eliminando a Ronald 22 mayo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *