15 noviembre 2011 Nutrición

receta infantil, osos de pan

Nada hay como una buena presentación para que nuestros niños devoren todo aquello que se ponga en el plato. Verduras, pescado o riquísimos postres deben ser, a menudo, pasados por el filtro de la imaginación para que los pequeños aprendan a alimentarse con salud y equilibrio. Una tarea que puede resultar mucho más sencilla de lo que parece.

Y para muestra un botón, o mejor, un oso. Aunque pudiera parecer un divertido dibujo animado se trata de un riquísimo pan que, seguro, hará las delicias de los más pequeños, además pueden ayudarnos en su elaboración, una buena masa de pan trabajada por manos de niño puede ser, además de exquisita, un divertido juego para los días de lluvia. Aquí os dejo su elaboración.

Ingredientes: 300 gramos de harina de fuerza, 1 sobre de levadura de panadería seca (5 gramos), 1 cucharada sopera de azúcar, 1 cucharadita de sal, 40 gramos de mantequilla a temperatura ambiente, 175 mililitros de leche a temperatura ambiente y 1 huevo.

Modo de hacerlo:

  • En un bol mezclamos la harina y la levadura, añadiendo el azúcar y la sal. A continuación añadimos la leche y el huevo, mezclaremos bien hasta conseguir una pasta compacta.
  • Sacamos la pasta del bol y seguimos amasando hasta notar que la masa se va volviendo más elástica, agregamos la mantequilla y seguimos amasando hasta conseguir que la masa está brillante y muy suave.
  • Formamos una bola con ella y la dejamos reposar, sobre una hora y media, dentro de un recipiente que hemos enharinado. La tapamos con un paño y después de ese tiempo comprobaremos que ha duplicado su volumen.
  • Ponemos el horno a calentar a 200 grados.
  • Una vez pasado el tiempo volvemos a amasarla un poco más y separamos 16 porciones, reservando un poco de masa para las orejas.
  • Hacemos bolas con las porciones y le pegamos las orejitas con un poco de agua, y las colocamos en una bandeja forrada con papel de horno. Dejamos reposar unos 15 minutos.
  • Los introducimos en el horno hasta que estén doraditos (unos 10 o 15 minutos) y dejamos enfriar. Los ojos y la boca lo podemos hacer con rotulador comestible, tinta de calamar o chocolate.

Vía | La receta de la felicidad

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *