30 junio 2010 Nutrición

receta para niños: galletas con espiritu de girasol

Han sido muchas las ocasiones en las que os hemos ofrecido recetas divertidas, sencillas y llenas de colorido para amenizar una comida o merienda para los niños. Es importante, cuando se trata de los más pequeños, que la comida ofrecida no se quede incrustada en el plato de forma rutinaria y vulgar, a todos nos gusta, y mucho más a los niños, la variedad y el atractivo visual, sobre todo para aquellos que les cuesta especialmente comer.

Que la comida entra antes por el ojo que por la garganta, eso ya no hay quien lo dude. El mismo plato adornado de una forma especial, con un toque de imaginación y algo de buen gusto, es un arte que cada día más se está instalando en todas las cocinas del mundo. Por eso hoy os vamos a ofrecer una receta de galletas tradicionales pero con un toque especial. Ya hemos conocido las que se pueden colgar del árbol de navidad, las que fabricamos con la mano del bebé o aquellas otras cocinadas sin huevo para los niños que no toleran este alimento, en esta ocasión vamos a fabricarnos deliciosos girasoles de una forma muy sencilla pero muy atractiva para los pequeños.

Ingredientes: 100 gramos de mantequilla, 40 gramos de azúcar, 175 gramos de harina, 1 cucharada de leche y pepitas de chocolate para decorar. Para el glaseado necesitamos: 100 gramos de azúcar glass, colorante amarillo y 1 cucharada y media de agua.

Modo de hacerlo:

  • Derretimos la mantequilla y la batimos junto al azúcar y la cucharada de leche. Poco a poco le iremos incorporando la harina. Amasar bien.
  • Si vemos que la masa queda muy seca podemos añadirle un poquito más de leche. Espolvoreamos la superficie de la cocina donde vayamos a trabajar, con harina y colocamos la masa, la trabajamos cuidadosamente estirándola con el rodillo hasta conseguir una masa de 1 centímetro, aproximadamente.
  • Con un molde en forma de flor iremos cortando la masa, haciendo galletas con esta forma.
  • En una bandeja al horno colocaremos papel especial de repostería y sobre él iremos colocando las flores de masa. El horno ya debe estar precalentado a 180 grados aproximadamente.
  • Horneamos durante 15 minutos y dejamos enfriar.
  • Mientras tanto preparamos el glaseado de la siguiente forma: mezclamos el agua con el azúcar glass y una vez está bien disuelto añadimos el colorante hasta formar una masa uniforme.
  • Rociamos las galletas, ya frías, con el glaseado y colocamos las pepitas de chocolate en el centro, a modo de semillas de girasol. Dejamos secar hasta que el glaseado se endurezca totalmente.

Vía | Entre chiquitines

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 junio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *