16 diciembre 2009 Entretenimiento, Nutrición, Ocio

receta de navidad: chucherias de chocolate

Poco a poco la Navidad se está acercando haciendo que ya, con toda prisa, vayamos planificando cada mínimo detalle. Una decoración adecuada para los niños donde también ellos puedan participar con sus manualidades, elegir un bonito disfraz para la fiesta de la guardería o hacer que nuestra mesa brille con el colorido y la imaginación propia de estas fechas, son algunas de las tareas que ya podemos ir eligiendo para disfrutar las fiestas en familia.

En otras ocasiones ya os hemos ofrecido algunas recetas divertidas y nutritivas para nuestros niños, cuyo toque de imaginación y creatividad culinaria, hacen que disfruten comiendo y, también, ayudándonos en su elaboración. Pero, además, en estas fechas las posibilidades se multiplican ya que podemos representar en nuestro plato un montón de motivos relacionados con la Navidad: las huellas de Papá Noel, un muñeco de nieve o un divertido árbol navideño hecho con galletas.

Hoy, además, os vamos a mostrar unas divertidas chucherías que, además, son muy sanas y fáciles de elaborar. Además podemos pedirle a nuestro pequeño que nos ayude y, de este modo, vamos a tenerlo entretenido un buen rato.

Ingredientes: Palitos salados (también llamados pretzel), Chocolate blanco, Chocolate negro, Coco rallado y Fideos de chocolate de distintos colores.

Modo de hacerlo:

  • Debemos derretir el chocolate. Para ello podemos hacerlo de diversas formas, sólo tendremos que elegir aquella que nos es más habitual o cómoda: al baño maría, en el microondas o, directamente, comprando unos bricks donde nos venden chocolate a la taza ya cocinado y que sólo hay que calentarlo.
  • Una vez con el chocolate derretido, coger los palitos salados y sumergirlos, sólo un extremo, en el chocolate.
  • Inmediatamente vamos a decorarlos. Para ello podemos utilizar todo aquello que nos venga a la imaginación (siempre que sea comestible, por supuesto). Aquí hemos utilizado coco rallado y fideos de chocolate de distintos colores. También podemos rellenar una jeringuilla y decorar con el mismo chocolate (utilizando el blanco para el negro y viceversa), haciendo puntitos, rallas o cualquier motivo navideño que se nos ocurra.
  • Como último toque podemos proponerles a los niños que los envuelvan en papel celofán transparente y les obsequien con uno a todos los miembros de la familia.

Vía | Peque Recetas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Receta de Navidad: Pan de fruta tradicional 17 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *