19 octubre 2012 Entretenimiento, Ocio

Una manera divertida para servir una macedonia la noche de Halloween

Los niños más pequeños de la casa también querrán participar en la fiesta de Halloween aunque por su edad o porque son más aprensivos, algunos de los platos no son demasiado indicados para ellos. Una forma de hacerles partícipes de la fiesta es preparandoles unos postres especialmente saludables pero igual de divertidos y tenebrosos.

Se trata de una sencilla macedonia de frutas pero servida en naranjas con forma de calabaza. Necesitaremos: naranjas de un tamaño mediano, fruta fresca y unos pequeños tenedores de plástico a poder ser de color verde. Lo primero que tendremos que hacer es vaciar las naranjas con cuidado para quedarnos solamente con la piel.

Para ello realizaremos un corte en la parte superior que después nos servirá de tapa. Los gajos de la naranja serán parte de la macedonia y guardaremos un par de ellos para utilizar su jugo. Con un cuchillo dibujaremos las caras de la naranja haciendo unos agujeros con formas espeluznantes.

Cortamos la fruta fresca a taquitos. Cualquier fruta que guste a los pequeños nos valdrá, peras, manzanas, kiwi, fresas…etc. Añadimos la fruta al recipiente en forma de calabaza de Halloween y aliñamos con el jugo de la naranja. Finalmente cubrimos con la tapa y para darle el último toque clavaremos en lo alto el tenedor de color verde que simulará el rabito de la calabaza. Como véis, no solo los dulces pueden ser los protagonistas de esta escalofriante fiesta.

Vía | Family Fun

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 octubre 2012
  2. Merienda Halloween, platos terroríficamente ricos - Ebom | Ebom 29 octubre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *