1 enero 2012 Noticias, Salud

Con esta nueva técnica se reduciría el tiempo de espera para el trasplante

Andalucía se ha convertido en pionera gracias al equipo de trasplantes del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Este equipo de profesionales ha implantando con éxito un injerto de hígado a un bebé mediante la técnica “split in situ”. Esta técnica consiste en dividir el hígado para poder ser trasplantado en dos receptores. La operación para dividir el órgano se realiza cuando el órgano todavía se encuentra en el donante.

Aunque esta técnica se conoce desde hace más de 20 años, esta es la primera vez que uno de los beneficiarios es un niño. Con esta técnica se consigue que el órgano llegue en mejores condiciones a los receptores. Sin embargo, exige más tiempo quirúrgico en el hospital y una mayor coordinación entre los equipos de trasplante.

El receptor adulto obtuvo el 75 por ciento del hígado mientras que el bebé solo necesitó el 25 por ciento restante. El bebé que recibió el trasplante evolucionó satisfactoriamente y fue dado de alta a las dos semanas de la intervención. Este pequeño de seis meses tendrá un futuro que será igual en cuestión de salud que el de un niño de su edad que nunca haya padecido tal enfermedad.

Con esta técnica los niños no tendrán que esperar tanto para recibir el trasplante, actualmente la media de tiempo de espera es de tres meses. Según el cirujano Pedro López Cillero, entre el 15 y el 20 por ciento de los hígados donados cumplen las condiciones necesarias para que puedan ser compartidos. Sin duda se trata de una buena noticia para empezar el año. Si el donar órganos es un bello acto solidario todavía debe de ser mayor la satisfacción de saber que con él se pueden salvar dos vidas a la vez.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Esparta

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *