7 octubre 2016 Consejos

Adelgazar tras el parto

Seguro que tú eres una de esas mamás recientes que ve, casi con envidia, como las famosas lucen tipazo nada más tener a sus bebés. Recuperar la figura tras nueve meses en los que parecíamos un globo no es nada sencillo, así que no te creas todo lo que veas, especialmente en el mundo del famoseo, si logramos descender hasta la vida del día a día, nos daremos cuenta que no todo es tan sencillo ni tan real.

Los expertos nos aconsejan que para que nuestro cuerpo vuelva a su estado anterior al embarazo necesita un tiempo prudente. Querer acelerar ese proceso puede ser contraproducente en la crianza, trayéndonos más perjuicios que beneficios, así que lo mejor es tomárselo con calma y disfrutar de estos primeros meses con tu recién estrenado bebé.

Dar de mamar no adelgaza

Uno de los grandes mitos que, seguro, habrás oído alguna vez es el de que dar de mamar adelgaza. Es evidente que la lactancia ayuda a quemar calorías, sobre todo porque muchas de ellas van a ir a parar a tu bebé, pero no es un método para conseguir el tipín que tenías antes del embarazo.

Para que tu bebé esté bien alimentado, y tu también, es aconsejable que aumentes la ingesta de calorías entre 400 y 500. Una dieta variada y sana es el mejor seguro para que tu peque crezca con salud y tú vayas adelgazando de una forma natural y segura.

La barriga postparto no es por el tamaño del útero

Otro de los grandes mitos es aquel que nos cuenta que todavía conservamos la barriga, casi como si no hubiésemos dado a luz, porque el útero se nos ha hecho grande y ocupa demasiado espacio. Aunque cada cuerpo es un mundo, a la sexta semana, más o menos, tras el nacimiento del bebé, nuestro útero ya tiene la medida que tenía antes del embarazo. Es un músculo liso que se estira y contrae con total facilidad, entonces ¿qué es?

Lo más probable es que esa barriguita que luces todavía sea por la acumulación de grasa a lo largo de los nueve meses, incluso aunque no hayas aumentado excesivamente de peso. ¿Qué puedes hacer? Algo de ejercicio moderado te puede venir estupendamente. Aprovecha para salir a pasear con tu bebé, él disfrutará del aire libre en su cochecito y tú le darás ritmo a tu organismo.

Pasear con el bebé

No te obsesiones y date tiempo

Con la llegada del bebé son muchas las cosas que van a cambiar en tu vida. Ahora lo más importante es que te centres en su crianza. Verás como los kilos van a ir desapareciendo poco a poco, piensa que has tardado nueve meses en engordar, al menos date tiempo para volver a tu figura anterior al embarazo.

Es importante que no te obsesiones pues eso va a influir en tu tarea como madre, pudiendo llegar a sufrirlo el bebé. Pide ayuda si la necesitas, un nutricionista te puede aconsejar sobre ciertos hábitos e, incluso, ponerte la dieta adecuada para que no haya ningún peligro, tanto en tu salud como en la alimentación de tu pequeñín.

Fotos | Nanny Trainer y Baby Disney

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *