1 octubre 2015 Noticias, Salud

Quimioterapia y embarazo

Según los últimos informes recabados, una de cada mil o dos mil mujeres embarazadas sufren cáncer durante la gestación. El tratamiento, que en la mayoría de los casos pasa por la quimioterapia, sigue siendo uno de los grandes desconocidos en cuanto a su repercusión al desarrollo del bebé. Al parecer, y según los últimos datos, resulta totalmente inocuo, por lo que no debe suspenderse el tratamiento a lo largo de estos meses.

Así lo han manifestado en el Congreso Europeo del Cáncer y publicado en la revista New England Journal of Medicine, tras un estudio realizado en Bélgica a más de 250 niños, con madres con o sin cáncer. Los resultados han sido totalmente favorables, comprobando que las formas de quimioterapia más comunes no son perjudiciales para el desarrollo del bebé.

El estudio se ha realizado en el Hospital de Lovaina en Bélgica. Se ha tomado como muestra 129 niños nacidos de mujeres con cáncer (de ellas 96 fueron tratadas con quimioterapia durante el embarazo), y otros 129 niños cuyas madres habían tenido un embarazo sin enfermedad. Hasta que los niños han tenido dos años se les ha ido observando y estudiando su evolución.

Aunque en el momento del nacimiento se presentaban más casos de bajo peso o bebés que se adelantaban al nacimiento, lo cierto es que la evolución era muy rápida y pronto se colocaban en los mismos niveles que el resto de niños. Otro de los temores era si podían presentar algún tipo de malformación física, psíquica o diversas patologías relacionadas con sus órganos vitales como el corazón. Algo que no sucedió en ningún caso.

De todos modos la quimioterapia no se utiliza durante el primer trimestre de embarazo ya que es el momento de la formación de los órganos, y aunque no todos los ingredientes logran traspasar la placenta, algunos si podrían hacerlo provocando fatales consecuencias. En cualquier caso los expertos siguen siendo prudentes a la hora de valorar este tipo de tratamientos, pese a que se está comprobando que suelen ser menos perjudiciales y tóxicos que otros más “comunes” como el alcohol o el tabaco.

Vía | Rtve
Foto | Pixabay – Tasha

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *