26 junio 2017 Recién Nacido

El empacho les provoca grandes molestias

En el siguiente artículo te contaremos lo que debes hacer si tu pequeño bebé de apenas un mes se empacha. Tengamos presente que el empacho de un bebé se genera cuando come más de lo aconsejable. En muchos casos los padres saben como actual para prevenir esta situación, pero en algunos casos puntuales por el temor de evitarlo se estaría generando un problema mayor.

Existe un mito que dice que un bebé deberá seguir comiendo mientras tenga comida disponible, pero esto no es así. Si a un pequeño se le continuará dando leche sin límites llegará un punto en que no querrá más. Esa cantidad será diferente en cada bebé, ni será la misma en todo momento.

Pensemos que los bebés, lo mismo que todos los seres vivos, tienen la gran capacidad de adaptarse a los ambientes que se van dando, lo mismo que las necesidades de alimentacion se podrán modificar de forma continua.

Cuando hablamos de empacho nos estamos refiriendo a que estamos dejando acceso libre a su comida.

Son muchos los que defienden la alimentación de los lactantes a demanda, o sea, ofrecerles alimento ilimitado cuando el bebé lo pida, lo que no quiere decir seguir ofreciéndole si lo rechaza o está satisfecho.

En algunos casos particulares la lactancia a demanda es muy importante, por ejemplo, cuando el bebé come con más frecuencia durante el día que por las noches. En estos casos se podrá incentivarlos para que de día se alimenten más y duerman menos y hacer lo contrario durante las noches.

También es una buena opción si notamos que el bebé come con mucha ansiedad. En estos casos podríamos estar ofreciendo al pequeño una poca cantidad o en una frecuencia que no es la adecuada. En este caso será necesario cambiar la rutina y no darles el pecho únicamente cuando se despierta llorando, lo ideal es que logre comer más tranquilo u ofrecerles antes del llanto.

Qué significa que está empachado

Cuando hablamos de empacho nos estamos refiriendo a que estamos dejando acceso libre a su comida y que la cantidad de leche que tomará será muy superior a lo aconsejado, a la cantidad que no provocará problemas o malestar.

Todos sabemos que el espacio en la barriga de un bebé pequeño es limitado y si nos excedemos en la cantidad de leche aparecerán las molestias. El estómago es flexible, pero limitado. Entre las molestias más comunes está el dolor intermitente, que por momentos es realmente muy fuerte.

El dolor se volverá más intenso en el momento en que el pequeño realizará el primer movimiento del intestino para tratar de vaciarlo, lo veremos como dará apretones y se encogerá, buscando como pueda eliminar las presiones del intestino. En el caso de que no llegue a eliminar el contenido del intestino los dolores se incrementarán.

Cuando esto sucede decimos que el bebé está empachado, cuando comió tanto que se generan molestias.

Ante esta situación no podemos hacer nada, ni siquiera deberemos dejarlo con hambre, si pide más se le tendrá que dar, él mismo podrá regular sus necesidades. Son muchas las madres que por temor a un empacho terminan limitando la cantidad de comida, pero en estos casos lo único que estaremos consiguiendo es que coma de forma ansiosa. Al ingerir con ansiedad tragará aire y los gases que se generarán tendrán las mismas molestias que con el empacho.

Vía | Mi pediatra online
Foto | Pixabay – Taniabdv

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *