10 julio 2017 Embarazo

La importancia de su función

Seguramente en alguna oportunidad escuchaste hablar de las ‘doulas’, en el artículo de hoy te contaremos cuál es su función. Comenzaremos por contarte que el término doula proviene del griego antiguo, quiere decir ‘mujer que sirve‘. Se aplica la palabra para nombrar a una mujer que ya tuvo sus partos y que se pone al servicio de otra mujer en ese momento especial de su vida.

La doula se encargará de acompañarla en el embarazo, en el trabajo de parto, durante el parto y en el puerperio, se enfoca en el aspecto emocional, en el bienestar de la madre y en la atención de sus necesidades.

Desde hace muchísimos años las mujeres acudieron a las parteras o comadronas en sus partos, gracias a la experiencia y a los conocimientos de las personas tenían la capacidad de asistir a la madre y al bebé. Además de las parteras habían otras mujeres (madres, abuelas, amigas) que tenían la capacidad de contenerla afectiva y emocional.

La doula se enfoca en el aspecto emocional y en el bienestar de la madre.

Estas mujeres eran cercanas, de hecho cuando el bebé nacía ayudaba a la familia en las diferentes cuestiones domésticas para que la mamá tuviera el tiempo necesario para su recuperación y para atender exclusivamente al bebé.

En la actualidad, y por los cambios que se fueron dando en las familias, las mujeres ya no cuentan con ese entorno femenino que ayudaba a las mujeres en el parto y en la crianza. Actualmente es la doula la que parece recuperar esa función, acompañando a las mujeres en el sentido emocional del parto, del nacimiento y de la crianza. Las doulas brindarán un gran aporte en esa etapa de la vida.

Las puedes ver desempeñándose en casas de parto, sanatorios, hospitales y en los domicilios. Al brindar un soporte emocional continuo y una gran confianza ayudarán en todas las etapas de la maternidad.

Existen diferentes estudios en los que se pudo ver los beneficios que aportan las doulas en la vida de las madres: ayudaron a reducir en un 50 por ciento las cesáreas, se redujo un 25 por ciento la duración del parto, 60 por ciento menos de pedidos de epidural, 40 por ciento menos del uso de oxitocina sintética, 30 por ciento menos de uso de analgésicos. Además, permiten mejorar el vínculo entre los padres y el bebé, menos problemas con la lactancia y una menor incidencia de la depresión posparto.

Las doulas no cuentan, en la actualidad, con una formación académica regulada, pero si cuentan con los conocimientos sobre la fisiología del embarazo, parto y datos necesarios para pasar el puerperio. Una de las tareas más importantes de las doulas es poder derivar a la madre o al bebé al profesional necesario en cada situación particular.

Las doulas surgen para poder retomar la red de apoyo que necesitan las madres, para que las mujeres tengan la posibilidad de adaptarse a los cambios que día a día deberán afrontar.

Vía | Doulas de argentina
Foto | Pixabay – Ankali

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *