16 julio 2012 Consejos

Animarse a ser madre

Existen algunas cosas acerca de las cuales debemos reflexionar cuando queramos ser madres. Sin lugar a dudas es una de las experiencias más importantes que se tienen en la vida, los hijos lo son todo, desde que sabemos que estamos embarazadas nos empiezan a dar alegrías, cuando sentimos sus movimientos, al nacer y cada día de su crecimiento.

Lo cierto es que nunca sabremos con exactitud si estamos o no preparadas para vivir la experiencia. Existen ciertos puntos a tener en cuenta si quieres ser madre.

No existe mujer en el mundo que se encuentre total y absolutamente preparada para ser madre. Puedes leer todo el material que encuentres (que te serán de utilidad, nadie lo duda) o charlas largas horas con tu médico, lo cierto es que cuando tengas a tu hijo en brazos o a medida vaya creciendo podrás sentir que todo lo que aprendiste parece poco, pero no debes entrar en pánico, seguramente muy dentro tuyo encontraras la respuesta que necesitas para seguir con su crianza.

En estos casos debes seguir tu instinto, más aun cuando lo haces con amor. El año que quizás más te cueste es el primer año de vida, veras que pasa muy rápido y es todo un desafío, piensa que en este corto lapso de tiempo tu hijo aprenderá un montón de cosas, desde incorporar nuevos alimentos, sentarse, aprender a gatear, balbucear, reír, saldrán sus primeros dientes, y muchísimas cosas más que no debes perderte de disfrutar.

Si te sientes agobiada y con temores no tiene nada de malo pedir ayuda, este puede ser a tu pareja, a tus familiares cercanos, a tus amigos o a un profesional.

También es importante que tomes tiempo para ti y para estar con tu pareja. A muchas nos ha pasado, en cierta medida, que cuando nace nuestro hijos descuidemos nuestros gustos y también a nuestra pareja. No debemos caer en ese error. Si bien es cierto que cuando tienen un bebé recién nacido quizás no puedas tomarte un día entero para salir a pasear o para estar en un spa en la medida de tus posibilidades sigue dándote pequeños gustos como una confortante ducha caliente, un baño de inmersión o disfrutar la lectura de un libro. Estas pequeñas cosas ayudarán a que evites el estrés.

Vía | La Patilla
Foto | FLickr – Vactor Santa Maria

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *