26 enero 2011 Embarazo, Salud

Prueba de Papanicolaou durante el embarazo

El Papanicolau o PAP es una prueba que debería hacerse a toda mujer que sea sexualmente activa o que ya haya cumplido la mayoría de edad. Gracias a ella se logra detectar las anomalías que puedan existir en el útero y, de este modo, frenar el tan temido cáncer de cuello uterino. Pero, además de esta terrible enfermedad, esta prueba nos permite conocer la existencia de cualquier infección que pudiera estar solapada y que pusiera en peligro la integridad y buen desarrollo del embarazo.

Esta prueba no sólo es recomendable para las mujeres gestantes si no que es totalmente necesaria. No existen contraindicaciones y se puede realizar, con total garantía, durante cualquier momento del embarazo. Por regla general, se suele realizar junto a otro tipo de pruebas, en las primeras visitas al ginecólogo, apenas conoces tu nuevo estado.

Esta prueba consiste en la obtención de una muestra de las secreciones que recubren el cuello del útero y que contiene células que, constantemente, se van desprendiendo del mismo. Mediante una espátula y una vez obtenida la muestra, un experto patólogo obtendrá la información necesaria para conocer si existe alguna anomalía. En aquellos casos donde pueda existir algún tipo de duda, se realiza una biopsia.

Pero esta prueba no es exclusiva para aquellas mujeres que buscan el embarazo o ya están en ello. Una vez se inicia la actividad sexual o llegados a los 18 años, todas deberíamos, de forma periódica, someternos a esta prueba. No debemos olvidar que el cáncer de útero se desarrolla de forma muy lenta y prolongada, por lo que pueden transcurrir de 10 a 20 años, desde que es detectado hasta que se desarrolla. Por eso la prevención es sumamente vital para evitar su destino fatal. Es por ello que desde los estamentos sanitarios se aconseja la vacunación a fin de evitar demasiadas muertes por esta causa.

Vía | Babysitio
Foto | Med News

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *