6 abril 2009 Consejos, Noticias, Recién Nacido

Niña en la playa
Un estudio sugiere que las vacaciones en la playa durante la infancia, pueden incrementar el riesgo de cáncer de piel, melanoma, en la vida adulta. En la investigación publicada por Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, se observó a 681 niños y se preguntó a sus padres los destinos de vacaciones en la infancia. Los lunares aumentaron un 5 por ciento cada vez que fueron de vacaciones (a partir del año de edad) junto al agua. Los lunares, nevus, son un factor de riesgo de melanoma maligno, el cáncer de piel más letal.

El protector solar no disminuyó el número de lunares, según el artículo porque posiblemente los niños con protector seguían al sol despúes de terminar el efecto bloqueante del protector. Los expertos señalan que el riesgo se asocia a la exposición prolongada al sol y a la intermitente. Y que hay que tomar precauciones.

Mustela, una de las marcas de cremas para bebé más fiable, nos da unas pautas para protegere a nuestros hijos, incidiendo en que antes del año los niños tienen un sistema de defensa cutánea muy inmaduro y son muy vulnerables al sol. Dicen que antes de los tres años un niño no debe exponerse directamente al sol. Si para trasladar al bebé de un lugar a otro hay que llevarle a lugares con sol, conviene tomar muchas precacuciones:

  • No expongas a tu niño al sol. Las quemaduras del sol son siempre peligrosas
  • Evita toda exposición ente las 12.00 y las 16.00. Los expertos del estudio anterior fijan el horario de peligro entre las 10.00 y las 16.00 horas.
  • En caso de exposición inevitable, aplica protección solar específica para bebé/niño cada dos horas, en cantidad suficiente y despues de cada contacto con el agua.
  • Aplica el protector antes de la exposición solar. En cantidad abundante.
  • Protege al en niño incluso en la sombra. Más del 80 por ciento de los rayos UV atraviesan las nubes
  • Elige la vestimenta adecuada. Sombrero tanto en la playa como en el parque, gafas de sol y ropa de algodón.
  • Evita caer en la trampa. Los rayos UV penetran en el agua. El agua, la nieve, el alquitrán e incluso el pasto reflejan los rayos UV. Protégelo en cualquier circunstancia.
  • Dale de beber agua regularmente. Evita la deshidratación
  • Cuida los productos para la protección solar. Elige bien el factor de protección y la crema adecuada para los niños. Cierra bien los botes y no lo uses después de la fecha de caducidad. Generalmente no sirven de un año para otro.
  • No olvides proteger las zonas sensibles sobre expuestas: frente, pómulos, nariz y labios.
  • Los expertos recomiendan que los niños utlicen protector solar en cualquier caso y ropa de manga larga si están al sol en las horas más peligrosas, de 10.00 a 16.00 horas.

    La mayoría de los lunares son inofensivos, pero si observas que han aparecido lunares en la piel de tu bebé, consúltalo con el pediatra, especialmente si aumentan de tamaño o textura.

    Vía | Medlineplus
    Más información | Mustela

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El encuentro del bebé con la piscina 10 julio 2009
  2. Bebés seguros y cómodos bajo el sol 13 julio 2009
  3. Es peligroso utilizar protector solar en bebés menores de seis meses 24 septiembre 2009
  4. Abrigar a los niños para la nieve 7 diciembre 2009
  5. Para jugar al sol toda la familia debería llevar gorro 12 abril 2010
  6. Cinco consejos a valorar cuando les protegemos del sol 10 junio 2010
  7. Protege a tus hijos del sol con el móvil 5 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *