25 febrero 2011 Noticias, Otros

Proponen celebrar mundialmente el nacimiento del bebé siete mil millones
A finales de 2011 se espera el nacimiento siete mil millones en alguna parte del mundo. Steve Mosher, presidente del Population Research Institute, pide que se haga una gran celebración cuando suceda. Population Research Institute es una institución sin ánimo de lucro que lleva 20 años luchando para terminar con el control coercitivo de la población y luchar contra el mito del desabastecimiento que lo fomenta.

Seguro que todos recordamos haber estudiado en el colegio que estamos cerca de llegar a tener un nivel de población superior a los recursos que puede proporcionar el planeta, según Mosher la teoría está rebatida. No se trata de un problema de abastecimiento sino de reparto, “la población se ha duplicado desde 1960, pero la comida y la producción mundiales de recursos nunca ha sido mayor. Las economías siguen creciendo, la productividad crece y la contaminación está disminuyendo. La esperanza de vida se alarga, la pobreza se ha reducido, y la libertad política está creciendo. La despoblación, no la sobrepoblación, la mayor amenaza que enfrenta el mundo hoy en día“.

La tasa de nacimientos estaría por debajo de la necesaria para el reemplazo generacional, 2.1 niños por mujer. Mosher ha explicado también que, “Las poblaciones hoy en día de los países desarrollados son estáticas o en declive. La ONU predice que, en 2050, la población de Rusia se habrá reducido en 25 millones de personas, la de Japón en 21 millones, la de Italia en 16 millones, y la de Alemania y España en 9 millones cada una. Europa y Japón perderán la mitad de su población en el año 2100. Haciendo caso omiso de estos hechos, (los que promueven) el control de la población siguen difundiendo su mito de la superpoblación”.

Sobre el bebé siete mil millones añade que, “Él o ella es un signo de nuestro futuro, nuestra esperanza y nuestra prosperidad. El bebé siete mil millones, niño o niña, de color rojo o amarillo, negro o blanco, no es un peso, sino un activo. No es una maldición, sino una bendición”.

Yo no lamentaría jamás el nacimiento de un bebé, aunque eso hiciera que estuvieramos más apretados, que no lo creo. Y tú que piensas, ¿debemos celebrarlo o lamentarlo?

Vía | Aciprensa
Foto | Flickr-Rdenubila

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 febrero 2011
  2. La ciudadana 7000 millones ya está en el mundo 1 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *