28 noviembre 2009 Embarazo, Noticias, Salud

La prohibición de fumar en el trabajo reduce el riesgo de parto prematuro
En Irlanda se prohibió fumar en el lugar de trabajo en el año 2004, una medida que según un estudio, ha reducido el tabaquismo materno y el riesgo de tener un parto prematuro. En el año 2005 el número de embarazadas fumadoras había descendido en un 12 por ciento. Se conoce que fumar durante la gestación aumenta el riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer, el riesgo de parto prematuro y que el niño tenga algunos trastornos de conducta.

Un estudio publicado en el British Journal of Obstetrics and Gynaecology ha revelado un importante descenso del riesgo de partos prematuros tras estar la ley un año en vigor. La cifra fue de un 25 por ciento menos. Respecto al bajo peso al nacer, comprobaron que el riesgo había bajado en un 43 por ciento. Para el estudio los investigadores analizaron los datos de 7.590 nacimientos en 2003 y 7.648 en 2005. Se tuvieron en cuenta otros factores que podían influir como la edad, el consumo de alcohol, la tensión arterial o las complicaciones del embarazo.

En los partos estudiados los bebés con más peso eran hijos de ex-fumadoras y los de menor peso lo eran de fumadoras. También observaron un aumento en el número de cesáreas que pasaron del 15,4 por ciento en 2003 a 19,5 por ciento en 2005.

El equipo de investigadores considera que se necesita estudiar con más profundidad el efecto que tiene en el bebé que su madre haya sido fumadora pasiva durante el embarazo y los datos de las cesáreas.

Si estás embarazada y quieres dejar de fumar, recuerda que puedes pedir ayuda a tu médico.

Vía | Medline Plus
Foto | Babble

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *