20 agosto 2014 Salud, Seguridad

ahogamiento piscina primeros auxilios
Uno de los grandes problemas que nos trae el verano y la visita a las piscinas son los accidentes por ahogamiento. Desgraciadamente son muchos los casos que cada año se presentan, especialmente en niños, que no siendo conocedores del grave peligro acaban sucumbiendo en una trampa, en la mayoría de los casos, mortal. Es por ello que los padres debemos estar con los cinco sentidos puestos en el pequeño, incluso aunque se defienda nadando.

Pero cualquier descuido puede ser suficiente para que el pequeño caiga, entonces la rapidez con la que actuemos puede ser vital. Pero, además de ser rápidos ¿qué más podemos hacer?

Según la Asociación Española de Pediatría, los primeros auxilios que hay que ofrecer a un niño cuando cae al agua son los siguientes:

  • Sacar al niño del agua con la mayor rapidez posible.
  • Si el pequeño está consciente y respira, le pondremos de lado para facilitar que salga el agua que haya tragado y así evitamos que se aloje en los pulmones.
  • Si no respira hay que iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas, que consiste en presionar la caja torácica, al mismo tiempo que insuflamos aire por la boca.
  • En el caso que haya otro adulto debe llamar al servicio de urgencias inmediatamente. Si sólo hay uno, lo primero es hacer la reanimación y después hacer la llamada, sin dejar de reanimar durante más de un minuto.
  • Debemos evitar que el niño se enfríe, así que cuando lo saquemos del agua le quitamos la ropa mojada y tapamos con lo que tengamos a mano: una toalla, ropa seca, una sábana…

A continuación te dejo un video en el que se explica, de forma muy clara y sencilla la reanimación cardiopulmonar básica.

Vía | Consumer
Foto | Emergency

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *