28 agosto 2014 Recién Nacido, Salud

Meconio, primeras heces del bebé

Entre las 24 y 48 horas después de nacer tu bebé debe expulsar una especie de pasta verdosa oscura, viscosa y espesa que vienen a ser sus primeras heces. Se trata del meconio y algunas mamás que no lo conocen pueden asustarse, pensando que no son síntoma de una buena salud de su bebé. Muy al contrario. Es necesario que se expulse este primer deshecho, lo que significa que su intestino funciona correctamente.

El meconio está compuesto por líquido amniótico, células desprendidas de la piel y el intestino, mocos, bilis y vello. A lo largo del embarazo el bebé ha ido tragando líquido amniótico y éste esta compuesto por todos estos elementos que ahora el bebé expulsa durante sus primeras horas de vida. De hecho, el bebé actúa como un filtro dentro de la barriga de la madre.

Pero aunque no suele ser lo habitual, existen algunos problemas durante el embarazo cuando el bebé expulsa el meconio antes de nacer, es decir dentro del vientre materno. Este hecho trae graves consecuencias ya que estas heces se quedan flotando en el líquido amniótico pudiendo ser respiradas por el bebé, consiguiendo que lleguen a sus pulmones y creándole graves problemas. En el caso que se observara, una vez se ha roto aguas, que el bebé ha liberado ya el meconio, se provocará el parto, pudiendo llegar, incluso, a practicar una cesárea.

El caso contrario es que el bebé cumpla 48 horas de vida y todavía no haya expulsado el meconio, entonces tendrán que hacer un examen físico a fondo para asegurarse que no padece ningún tipo de problema intestinal, digestivo, anal o, incluso, neuronal. En ese caso bastará con aplicar un poco del contenido de un supositorio para que lo expulse sin más problemas.

Vía | Pequelia
Foto | Para bebés

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 agosto 2014
  2. El bebé ha aspirado el meconio 2 septiembre 2014
  3. La enfermedad de Hirschsprung o megacolon congénito en el recién nacido 8 septiembre 2014
  4. ¿Qué es el síndrome de aspiración meconial? 22 abril 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *