14 octubre 2010 Fertilidad, Noticias

recien nacido

En la actualidad los resultados de los tratamientos de fertilidad son muy buenos y no presentan objeciones (salvo discusiones de tipo religiosa que pueden aparecer) pero en lo que a la parte científica se refiere son más que alentadores. Este resultado positivo queda reflejado en el nacimiento que ocurrió en el Instituto de Medicina Reproductiva de la Eastern Virginia Medical School (Estados Unidos).

La madre de este bebé se sometió durante una década a diferentes tratamientos de fertilidad y a sus 42 años aceptó la opción que le dieron sus médicos que consistía en implantar en su útero dos embriones. Afortunadamente uno de los embriones prendió y nació un niño sano de 3 kilos de peso.

Si bien el nacimiento ocurrió en mayo se dio a conocer en estos días a través de la revista Fertility and Sterility, al mismo tiempo que se anunció el Nobel de la Medicina al padre de la fecundación in Vitro.

La novedad de este nacimiento es que el embrión estuvo congelado por dos décadas. El médico encargado de tal proeza es Sergio Oehninger quien se encargo de mantener los embriones congelados en nitrógeno líquido. Este tratamiento no influye en la posibilidad de que el tratamiento resulte éxitos. De hecho, se estima que los embriones pueden ser congelados por 40 años y aun así tener éxito en su implantación.

A pesar de esto, el médico aclaro que no están pensando en esa posibilidad de congelarlos por tanto tiempo, ya que de ser así, una nueva generación usaría embriones de generaciones pasadas.

Vía | Lmcordoba
Foto | Flickr – Strungli

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *