31 agosto 2010 Noticias, Opinión

El Primer Ministro británico de baja por paternidad
David Cameron, Primer Ministro británico, ha dejado el Gobierno de su país en manos del Viceprimer ministro Nick Clegg por un tiempo aún sin concretar. El motivo de tan importante ausencia es el nacimiento de su cuarta hija, Florence Rose Endellion, a la que ha descrito como increíblemente bonita. Los papás británicos tienen derecho a un permiso de dos semanas durante el que cobran una cantidad previamente estipulada. La reducción de sueldo no será problema para Cameron, pero probablemente haya dado muchas vueltas a su decisión de quedarse en casa.

Si nos olvidamos de su papel político y sólo tenemos en cuenta su situación familiar, su hijo mayor falleció en febrero del año pasado y la pequeña, que es la cuarta, ha nacido con un mes de antelación, puede parecernos lo más normal que ni se plantee renunciar al permiso. Sin embargo, hablamos del Primer Ministro de uno de los países más poderosos. Su permiso se convierte en un significativo gesto. Sin duda ha dejado claras sus prioridades, nadie es imprescindible en su trabajo pero puede serlo en su familia.

Cuando menos, y aunque haya polémica, la decisión de Cameron normalizará un poco más los permisos de paternidad. Aún hay empresarios que miran mal a quien lo pide, padres que temen perder su puesto y otros que no lo consideran necesario, además de los que piensan que la empresa se hundirá si ellos no van. Podemos consolarnos un poco al saber que no sólo sucede en España, ya que la decisión de Cameron también se discute entre los suyos.

Quizá en estos días David Cameron tenga tiempo de reflexionar sobre las políticas de conciliación y si mejoran en Gran Bretaña puede que los demás le sigan. Veremos. De momento enhorabuena a estos felices papás.

Vía | El Periódico
Foto | Guardian

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *