24 marzo 2009 Fertilidad, Noticias

Óvulos
El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y el hospital Dr. Peset, han logrado por primera vez en España que una mujer quede embarazada tras practicarle un implante de tejido ovárico. Esta técnica se utiliza para preservar la fertilidad en pacientes oncológicas.

Han combinado dos técnicas, siendo el primer país del mundo en el que se logra un embarazo combinándolas. El implante de tejido ovárico, consiste en la extracción de una muestra de tejido ovárico de la paciente, antes de someterse a la quimioterapia. Se retrasa el tratamiento entre 15 y 20 días, lo que no perjudica a la paciente. Se reimplanta una vez finalizado el tratamiento. La otra práctica, la vitrificación de óvocitos, consiste en la extracción de los ovocitos antes de la quimioterapia y su introducción en nitrógeno líquido a -196º, previo tratamiento de los mismos con sustancias crioprotectoras. Tras la quimio, se implantan en la mujer.

La ventaja de la vitrificación frente a la congelación es que no se forman cristales de hielo que puedan dañar el óvulo, al actuar como cuchillas sobre las estructuras celulares. La combinación con el implante de tejido ovárico en la misma paciente, aumenta las posibilidades de éxito.

Este embarazo es una esperanza para las mujeres que han sufrido cáncer. Si bien el 70 por ciento lo supera, suelen quedar secuelas tras los agresivos tratamientos con quimio y radioterapia. La menopausia precoz y el fallo ovárico son consecuencias habituales. Hasta hace poco la única alternativa que tenían estas mujeres para ser madres, era recurrir a óvulos de una donante.

Vía | 20 minutos
Foto | Bio diseño

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Nacen los primeros bebés tras un implante de tejido ovárico y vitrificación de ovocitos 5 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *