20 septiembre 2011 Embarazo

debemos hacer controles medicos

El Síndrome Antifosfolipídico (SAF) es una enfermedad que tenemos que conocer si nos encontramos embarazadas. Se trata de una trastorno autoinmune que si no es detectada en forma temprana puede causarle importantes daños tanto a la madre como al pequeño, en muchos casos pueden terminar con casos de muerte fetal o partos prematuros.

Este tipo de síndrome puede llegar a ser detectado en las mujeres luego de varias pérdidas de embarazos. La enfermedad se encuentra relacionada con diferentes fenómenos inmunológicos, cuando el cuerpo produce importantes cantidades de anticuerpos antifosfolípidos. Estos anticuerpos son los encargados de atacar a los fosfolípidos lo que causa problemas como la coagulación de la sangre.

Hace cerca de 25 años que se reconocía por primera vez la relación entre estos anticuerpos y la pérdida de los embarazos. En la actualidad se sabe que el SAF se caracteriza por la presencia de anticuerpos antifosfolipídicos en la circulación, y si se unen a un cuadro clínico específico pueden aparecer problemas importantes, como la pérdida del embarazo.

Otra de las consecuencias del SAF es la hipertensión severa dentro del embarazo, el retardo del crecimiento fetal, la insuficiencia placentaria o los partos prematuros. El SAF fue definido hace solo algunos años, en ocasiones se lo llama síndrome de Hughes o síndrome de la sangre pegajosa. Es un problema difícil de diagnosticar. Para ello puede resultar útil realizarte un análisis de sangre para detectar anticuerpos incluyendo el lupus y la anticardiolipina.

Este estudio debe dar positivo, por lo menos dos veces, y realizarse con un intervalo entre uno y otro. En el caso de detectarte este síndrome y gracias a un correcto tratamiento podrás disminuir de manera significativa la morbi mortalidad materno-fetal.

Por esta razón, como siempre te aconsejamos desde nuestro sitio, es imprescindible que cuando estés embarazada te hagas controles médicos.

Vía | Saludable
Foto | Flickr – Pablo Nuñez

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 septiembre 2011
  2. Las trombofilias y el embarazo 2 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *