22 junio 2016 Embarazo, Salud

pregorexia

En los últimos tiempos son muchos los trastornos que están vinculados con nuestro aspecto físico. Mantenerse en un peso adecuado se ha convertido, en muchos casos, en una auténtica obsesión. Es así como la anorexia y la bulimia han alcanzado cotas demasiado preocupantes, especialmente entre los jóvenes. Empujados por una sociedad que nos exige ciertos cánones de belleza, los trastornos alimentarios se han popularizado de tal modo que casi podemos hablar de una auténtica epidemia entre determinados sectores de la población.

Pero ¿qué sucede cuando ésto se produce en el embarazo? Engordar durante la gestación es lo lógico y, además, lo necesario. Pero son muchas las mujeres que tienen un enorme miedo a engordar durante este periodo, tanto que llega a convertirse en obsesión, lo que los psicólogos conocen como Pregorexia, y que vendría a ser la Anorexia durante el embarazo.

Según los expertos, aquellas mujeres que ya habían sufrido problemas en la alimentación, son más propensas a padecer este trastorno estando embarazadas. Algunos de los síntomas que nos alertarán de que están sufriendo pregorexia son: poca ganancia o pérdida de peso a lo largo de los nueve meses, vómitos después de comer, un grupo muy limitado de alimentos, fatiga, dolores de cabeza, falta de concentración…

Este obsesivo miedo a engordar en el embarazo puede tener graves consecuencias, no sólo en su salud, sino también en la del bebé. No debemos olvidar que una buena alimentación a lo largo de la gestación es fundamental para que nuestro peque se desarrolle adecuadamente, por eso si comprobamos que una embarazada sufre este problema, lo mejor es animarla a que consulte a su médico que, probablemente, le recomendará una visita al psicólogo.

Vía | Psicología y Mente
Foto | Pixabay – Digital Marketing Agency

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *