9 junio 2010 Consejos, Embarazo, Ocio

Precauciones para ir de vacaciones embarazada
Casi todo el mundo que puede permitírselo, en mayor o en menor medida, ya está planificando sus viajecitos, buscando hoteles y mirando billetes de avión baratos para el verano que ya se aproxima. Estar embarazada no es un inconveniente para disfrutar de esas merecidas vacaciones, sólo hay que tener en cuenta una serie de consejos para evitar complicaciones en la gestación.

Una de las cosas más importantes que debes tener presente en todo momento es que estás embarazada, no enferma; por lo que olvida las preocupaciones siempre que tu médico no te haya expuesto ninguna contraindicación importante para poder viajar. A partir de ahí, cuídate un poquito más y deja que te mimen, todo irá bien. Además, te dejamos una serie de consejos que te ayudarán a hacer ese viaje más relajada.

  • Como seguro que ya sabes, los mejores meses para viajar son desde el cuarto hasta el séptimo, sin embargo puedes hacerlo hasta casi el final del embarazo siempre y cuando evites el avión (ya nos contó Belén los consejos a tener en cuenta cuando tenemos que volar embarazadas). Durante los primeros meses también puedes hacerlo, evitando correr riesgos ya que tu cuerpo se está adaptando al nuevo estado.
  • Otro punto importante a valorar es el destino. No todos son iguales y presentan los mismos riesgos. Si te encuentras en la recta final es básico que no te vayas muy lejos, no más de 500 kilómetros, ya que si tienes algún problema médico es fundamental que puedas regresar cuanto antes. Tanto si te tratan en el país en el que estés como si necesitas ser repatriada.
  • No debes olvidar las vacunas necesarias según el destino elegido, el médico será tu mejor aliado. Sin embargo, no olvides que es más saludable para ti y para tu bebé no vacunarte durante el primer trimestre. Otras vacunas, las del ‘virus vivo atenuado’ son peligrosas durante los nueve meses.
  • Si vas a países con riesgo de contraer malaria debes medicarte antes de viajar y estar especialmente precavida y vigilante ante las picaduras de mosquitos. La higiene es otro tema vital.
  • Y como consejos generales, vayas donde vayas, saber tu grupo sanguíneo te puede ayudar en cualquier situación; no te expongas demasiado al sol, las quemaduras pueden causarte muchos problemas; y si tienes la oportunidad de bañarte, un chapuzón siempre es aconsejable ya que la natación ayuda a descargar la espalda de la embarazada, aunque intenta evitar los estilos en los que hayas de curvarla.

Foto | Bichuas (E. Carton) en Flickr

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 junio 2010
  2. Picaduras de medusas 6 agosto 2011
  3. Ryanair no embarca embarazadas sin certificado médico 15 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *