24 julio 2017 Recién Nacido

La mejor postura para la espalda del bebé

En esta entrada seguiremos hablando acerca de la postura que deberá tener el pequeño en el portabebé. Aprovechamos la oportunidad para invitarte a leer el artículo anterior en el que tocamos el tema.

En la actualidad una de las preguntas que más se hacen los padres al respecto es si es mejor colocar al bebé en una posición erguida o si es mejor que esté tumbado. Los expertos en la materia consideran que una buena posición, si es la correcta, sería la de erguidos, aunque también reconocen que los padres (especialmente primerizos) se pueden sentir mucho más cómodos si llevan al bebé tumbado.

Al tener la posibilidad de conocer las ventajas de la posición erguida seguramente la cambiarán por la más adecuada, y ayudarán a que se sientan más seguros en relación a su pequeño.

Un punto muy importante es que el recién nacido no quede tan encorvado que su posición le genere problemas en su respiración .

En muchas oportunidades se ha discutido la postura ideal del tronco en el porteo vertical en este contexto hemos visto que en muchas oportunidades se ha usado el término cifosis total, aunque no siempre es adecuado emplearlo en este contexto. Dentro de los términos médicos se usa esta palabra para nombrar una deformación grave de la columna dorsal, también puede ser usada para hablar de la postura que se toma con la espalda curvada que adoptan muchos jóvenes al sentarse.

Generalmente el término cifosis total es usado dentro de una connotación negativa, también es usado para hablar de la columna vertebral de los recién nacidos que es completamente convexa y encorvada al momento del nacer.

Se sabe que la columna vertebra, al estar dentro del vientre materno y en sus primeras etapas del desarrollo se encuentra totalmente encorvada formando una ‘C’ pero esto se da hasta llegar (aproximadamente) a la semana 19 de gestación

Al nacer, lentamente, la curvatura va desapareciendo tomando, su columna vertebral, otra posición Estos cambios generan que al pequeño le sea más fácil tomar la postura dentro del portabebé. Pero es cierto que su columna vertebral aun no se encuentra preparada para poder amortiguar los impactos que se generan al caminar.

Un punto muy importante es que el recién nacido no quede tan encorvado que su posición le genere problemas en su respiración o una posición inadecuada de la columna vertebral. Pero esto sucede cuando queda demasiado espacio entre el cuerpo del bebé y el cuerpo de los padres o cuando el portabebé no se ha ajustado correctamente en la parte dorsal o lumbar, o cuando se ha elegido el modelo del portabebé inadecuado. Es muy importante que al comprar un portabebé se conozcan todas las opciones, además de leer correctamente las instrucciones de uso.

Colocar al bebé de manera correcta es necesario para poder, así, prevenir una displasia de cadera. Cuando un niño se pasa mucho tiempo acostado boca arriba no tendrá la posibilidad de entrenarse para levantar la cabeza y así fortalecer los músculos.

En el caso de que el pequeño esté apoyado y estabilizado por el cuerpo de los padres podrá erguirse desde una edad muy temprana teniendo una buena motivación para levantar su cabeza y así poder contemplar la cara de sus padres. El desarrollo de su columna vertebral dependerá del entrenamiento, este entrenamiento ayudará a la formación del esqueleto.

Vía | Crianza Natural
Foto | Pixabay – Public Domain Pctures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *