22 febrero 2012 Educación

las rabietas forman

Una investigación llevada a cabo recientemente demuestra que las rabietas son necesarias para que los pequeños crezcan y evolucionen. Pero como padres, ante una situación así, debemos decir ‘no’ para que el pequeño puede diferenciar lo adecuado de lo que esta mal.

Educar a un hijo es todo un desafío que nos llevará mucha energía y del que iremos aprendiendo día a día. Dentro de todos los niveles de educación se encuentra la educación emocional, mediante la cual como padres debemos enseñarles a identifica las emociones.

Rocío Ramos Paúl, psicóloga, anuncia que las rabietas en los niños: “es evolutivamente necesaria porque el niño no sabe contar qué le ocurre” y los padres tienen que enseñarle “a identificar su emoción” e indicarle “lo que hay que hacer“.

Para educar a nuestros hijos en este aspecto se necesitará mucha paciencia y la capacidad de ser flexibles, adaptándonos a cada etapa y momento de nuestro hijo. Cada situación familiar es diferente, por lo cual es necesario afrontarla de manera diferente.

Rocío considera que las rabietas: “muchas veces tienen que ver con que el niño no sabe expresarse emocionalmente y con el inicio de la identificación y control de las emociones para ser luego inteligentes emocionalmente“.

Los padres somos modelos de referencia para los niños, ellos suelen aprender en base a la imitación, copiando las cosas buenas, pero también las cosas malas. No olvidemos que desde el nacimiento hasta los seis años los pequeños imitan a sus padres porque no cuentan con otro punto de referencia.

En el caso de que notemos que los niños estén realizando cosas que no está bien deberemos ponerle un límite, el que le permitirá diferenciar que lo que hacen no es lo correcto. Mediante los límites los pequeños aprenderán a tener ‘autocontrol’.

Vía | 20 minutos
Foto | Flickr – Emildon

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 febrero 2012
  2. Las rabietas, mucha paciencia pero sin ceder más de lo necesario 23 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *