8 marzo 2009 Otros, Salud

Mamá besando a su bebé
Cuando nació mi bebé me dí cuenta, al pasarla a los brazos de otras personas casi todos la sujetábamos con el brazo izquierdo. Sólo hubo una persona que la tomó sobre el derecho y recuerdo que le pregunté si era zurda. Al parecer la lateralidad es algo irrelevante en este tema.

Los especialistas en neuropsiquiatría y psicología, han estudiado este fenómeno. Casi un 80 por ciento de las mujeres acunamos a los bebés con el brazo izquierdo, independientemente de si somos diestras o zurdas. Se apuntan diversos motivos, pero aún no hay consenso.

Una de las teorías, de las primeras sobre este tema, sugiere que al poner la cabecita del bebé en el lado izquierdo de su madre, escuchará mejor su corazón. Los estudios más recientes, apuntan a la actividad cerebral de la madre y del bebé.

El hemisferio derecho del cerebro es, el que controla las emociones, la percepción y la comunicación. Al mecer al bebé con el brazo izquierdo, las acciones y reacciones del pequeño llegan antes al hemisferio derecho de la madre. Estudios sobre la interacción entre el bebé y su madre, muestran que el sonido de la voz de la madre cuando sujeta al bebé a su izquierda, es más suave que cuando lo hace a la derecha.

Un análisis de la Universidad de Basilea reveló que en situaciones estresantes, como la separción madre-hijo o los malos tratos, se tiende a sostener al bebé en el lado derecho.

Que la madre acune a su bebé preferentemente con el brazo derecho, podría ser indicativo de depresión post parto, estrés o un funcionamiento anormal del hemisferio derecho.

Vía | Psiquiatría Insólita
Más información | NCBI (en inglés)
Foto | Tsunamis

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cargar al bebé de lado izquierdo resultaría más cómodo 16 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *