17 junio 2015 Noticias

perforar las orejas

Suele ser especialmente habitual que a los niños recién nacidos, sobre todo a las de sexo femenino, se les haga una perforación en las orejas para poder ponerles pendientes. Es una práctica habitual en muchos países a la que, hasta el momento, no se le había puesto ninguna pega.

Pero ha sido en el Reino Unido donde, recientemente, ha saltado la chispa. Un numeroso grupo de ciudadanos están recolectando firmas para pedirle a su gobierno que considere esta práctica como una crueldad infantil, de momento ya han recogido 40 mil firmas, una cifra nada desdeñable para un polémica que ya está levantando todo tipo de opiniones.

Según los detractores, es mejor esperar a que el bebé crezca y decida por él mismo si desea tener la oreja perforada o no. Además puede acarrear distintos peligros al enredarse con la cuna, el parque o su propia mano, pudiendo llegar a provocarse un desgarro. También argumentan que con el crecimiento de la oreja también el agujero se va haciendo más grande.

Para los defensores de esta tradición, además de considerarlo una absoluta tontería, creen que el Gobierno no debe ser el que prohíba o permita este tipo de prácticas, siendo los padres los que decidan si hacerlo o no, en función de sus creencias o gustos. La mayoría de ellos defienden que se ha hecho durante toda la vida y no ha sucedido nunca nada peligroso.

Pero ¿tú qué opinas? ¿Crees que perforar la oreja del bebé es un acto de crueldad o, por el contrario, es una práctica totalmente inocua y que pertenece a nuestra más honda tradición? Sea como fuere, la polémica está servida.

Vía | La Prensa Gráfica
Foto | Ser madre

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *