16 mayo 2009 Educación, Entretenimiento, Libros, Ocio

pegasos, lindo pegasos

Llega el fin de semana. La fiesta, la diversión. Seguro que nuestro niño nos pide que lo llevemos a algún carrusel. Por eso hoy quiero dejaros un poema de Antonio Machado que evoca su infancia en la alegría de un tío-vivo. Todos nos reconoceremos en algún verso, si somos capaces de echar la vista atrás con la nostalgia necesaria y la alegría infinita. ¿Te apetece subir?…

Pegasos, lindos pegasos,
caballitos de madera.

Yo conocí, siendo niño,
la alegría de dar vueltas
sobre un corcel colorado,
en una noche de fiesta.

En el aire polvoriento
chispeaban las candelas,
y la noche azul ardía
toda sembrada de estrellas.

¡Alegrías infantiles
que cuestan una moneda
de cobre, lindos pegasos,
caballitos de madera!

Poema | Antonio Machado
Dibujo | Sic Editorial

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 mayo 2009
  2. Juguetes caseros: Caballito trotador 9 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *