2 junio 2012 Libros, Ocio

nana

Una de las composiciones líricas que más aceptación tienen en el mundo de los bebés son las nanas. Se trata de pequeñas canciones, con un son regular y sencillo, que imita el balanceo de la madre mientras duerme al pequeño entre sus brazos. Entonces, en ese momento en el que el niño se debate entre la actividad y el descanso, es cuando surgen esas cálidas palabras que le acercan al mundo de los sueños.

Más allá de las canciones tradicionales, los poetas han querido aportar su granito de arena al mágico mundo de los bebés. Así encontramos hermosas composiciones poéticas de Gabriela Mistral, por ejemplo, que saben ahondar en el corazón de la infancia con hermosa dulzura. Pero una de las más divertidas, y que han llenado nuestro panorama literario de nanas infantiles en las que se conjuga el cuento y la poesía, es Gloria Fuertes. Aquí os dejo otra de sus nanas.

NANA

Duérmete, mi gata Chundarata,
se han dormido los juguetes
y tú sigues dando la lata.
Duérmete, que es la una.
Duérmete, mi cascabel
-queda poca noche-,
duerme mi doncel,
que ya son las tres.
Duérmete, gatita, duérmete,
que los piececitos se te ven.
Duérmete, castaña, duérmete,
que la luna apaga su quinqué.
Duérmete, pingüino, que al dormir
se te quita el frío en la nariz.
Duérmete, pequeña, encógete,
que los piececitos se te ven.
Duérmete, mi gata Chundarata,
se han dormido los juguetes
y tú sigues dando la lata.
Duérmete, que ya es la una.
Duérmete, mi cascabel
-queda poca noche-,
duerme mi doncel,
que ya son las tres.

Poema | Gloria Fuertes
Foto | Tonterías

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 junio 2012
  2. Poema: Nana de mamá mona 1 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *