14 agosto 2009 Educación, Entretenimiento, Libros, Ocio

poema: mi niña se fue a la mar

La poesía para niños sigue siendo una de las formas más hermosas para educar en la emoción, en el sentimiento y en el amor hacia el arte. Por eso hoy os queremos dejar otro poema de esos que los niños entienden sin analizar, comprenden sin buscarle sentidos ocultos y aceptan su musicalidad con la naturaleza propia y la pureza de la infancia.

Y es que tenemos debilidad por los versos y, también, por Federico García Lorca que supo mantener la llama de la infancia siempre prendida en su corazón.

MI NIÑA SE FUE A LA MAR

Mi niña se fue a la mar,
a contar olas y chinas,
pero se encontró, de pronto,
con el río de Sevilla.

Entre adelfas y campanas
cinco barcos se mecían,
con los remos en el agua
y las velas en la brisa.

¿Quién mira dentro la torre
enjaezada, de Sevilla?
Cinco voces contestaban
redondas como sortijas.

El cielo monta gallardo
al río, de orilla a orilla.
En el aire sonrosado,
cinco anillos se mecían.

Poema | Federico García Lorca
Imagen | Galería Colombia

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *