10 abril 2010 Libros, Ocio

poema los maderos de san juan

Hace unos días me vi sorprendida con el descubrimiento de que la divertida canción “Los maderos de San Juan” formaba parte, también, de un extenso poema escrito por José Asunción Silva, poeta colombiano y precursor del Modernismo en su país natal. Canción que ha traspasado todas las fronteras para convertirse en el icono de las primeras melodías que cantamos a nuestros pequeños mientras jugamos con ellos y les balanceamos sobre nuestras rodillas.

Aunque se trata de un poema en el que se reviven momentos lúdicos y divertidos para el bebé, lo cierto es que el poeta nos deja entrever un sentimiento pesimista hacia el futuro, algo que le acompañó durante toda su vida. A fin de no quedarnos sólo con esa visión trágica y desesperanzada y también porque el poema es realmente extenso, he decidido transcribiros un fragmento. La música, si os apetece, ya la ponéis de vuestra cosecha.

LOS MADEROS DE SAN JUAN
¡Aserrín!
¡Aserrán!
Los maderos de San Juan
piden queso, piden pan,
los de Roque
alfandoque,
los de Rique
alfeñique
¡los de triqui,
triqui, tran!

Y en las rodillas duras y firmes de la abuela,
con movimiento rítmico se balancea el niño
y ambos agitados y trémulos están;
la abuela le sonríe con maternal cariño
mas cruza por su espíritu como un temor extraño
por lo que en lo futuro, de angustia y desengaño
lo días ignorados del nieto guardarán.

Los maderos de San Juan
piden queso, piden pan.
¡Triqui, triqui,
triqui, tran!

Poema | José Asunción Silva
Fotografía | Flickr – Toni Blay

También te puede interesar

Comentarios

6 comentarios
  • Anny

    Como se te ocurre decir tal brutalidad
    “lo cierto es que el poeta nos deja entrever un sentimiento pesimista hacia el futuro”.
    Por esta simple frase tuya se nota el nivel de gramática que manejas en tu vida, y la poca educación que has recibido a lo largo de tus años, que triste es saber que alguien con tan poca educación y respeto ante la literatura no sepa comprender un poema con tal riqueza de sentimientos, espero que algún día leas un poco de la literatura de 1865 y 1990. Para que entiendas este poema.
    Ojala tus abuelos a un vivan, si es que tuviste algún día.

  • Sacra

    “la abuela le sonríe con maternal cariño
    mas cruza por su espíritu como un temor extraño
    por lo que en lo futuro, de angustia y desengaño
    lo días ignorados del nieto guardarán.”

    Anny: ¿no te parece que el poeta está expresando un sentimiento pesimista sobre el futuro?… Más que valorar el “nivel de gramática” de los demás, creo que deberías procurarte una mejor educación.
    Un saludo.

  • santi

    Yo lo interpreto ese pasaje como la preocupacion de toda abuela por el futuro de su nieto, asi como toda madre tambien se preocupa por el futuro de su hijo. No necesariamente tiene que ser pesimista.
    Está bueno porque va mostrando los sentimientos que van pasando en la relación abuela-nieto mientras se canta una canción infantil como los discursos (la canción, los pensamientos interiores y el futuro) se van mezclando y se van haciendo poema.

    Saludos.

  • Sacra

    Estoy de acuerdo con lo que dices, Santi, pero si te das cuenta yo hablo de ese sentimiento pesimista que acompañó al poeta durante toda su vida y que, de una forma u otra, siempre queda plasmado en toda su obra y este poema, como el resto de su producción, deja entrever ese sentimiento agridulce de la existencia humana.
    Afortunada o desafortunadamente el poeta no desliga su vida personal de su obra literaria y este es un ejemplo claro de ello.
    Un saludo y gracias por leernos.

  • Javi MO

    Anny, creo que te has pasado tres pueblos en tu comentario. He leido el poema entero, que es mucho más largo que el fragmento aquí expuesto, y no hay duda de que es un poema muy bonito pero pesimista y triste.
    Aquí os dejo otra estrofa del poema:

    Mañana cuando duerma la Anciana, yerta y muda,
    lejos del mundo vivo, bajo la oscura tierra,
    donde otros, en la sombra, desde hace tiempo están,
    del nieto a la memoria, con grave son que encierra
    todo el poema triste de la remota infancia
    cruzando por las sombras del tiempo y la distancia,
    ¡de aquella voz querida las notas vibrarán!

    :

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *